La Gripe Porcina y otras Historias

Hace unos días, el amigo tnopala, mediante correo privado, me exhortaba a que utilizara esta bitácora, esta herramienta de intercambio libre de informaciones, para hacer llegar a quien pueda o quiera oír mi opinión respecto al actualísimo tema de la Gripe Porcina. Creo que corresponde un mensaje de cautela y también de serenidad.

Vaya por adelantado mi pensamiento de que nada de esto pasaría si los científicos (urgidos por los entramados del poder) dejaran de ‘jugar’ al Dr. Frankenstein, mezclando códigos genéticos de diferentes especies de los distintos Reinos de la Naturaleza (desde plantas, animales -virus y bacterias incluidos- y humanos). Este tema se entrelaza con otros muchos de actual importancia (Transgénicos, Guerra Biológica, Eugenesia,…) pero que sobrepasan, por exigencias de formato, el espacio de esta entrada.

Si nos centramos en la cuestión de la susodicha gripe, lo primero que mi sentido común (el menos común de los sentidos) me dice es que se trata de una ‘gripe’. Puede que Perogrullose sentiría orgulloso de la frase, pero es que parece que se ha perdido (o quieren que perdamos) el Norte de las cosas…Lo primero que se le enseña a un aprendiz de médico en la Facultad, al referirse a las herramientas que el cuerpo humano tiene frente a los virus, es que es el propio Sistema Inmunológico quien se debe encargar de dicha ‘lucha’ o defensa. Los tratamientos aplicados (farmacológicos o no) deben ir encaminados a evitar complicaciones (entre otras, la temida neumonía) o ayudar a resolverlas. Consecuentemente, en lugar de inducir el miedo en la población, las autoridades de cada país deben esforzarse en mejorar las condiciones de habitabilidad de su pueblo: alimentos en condiciones (sin agro-tóxicos, lo más ecológicos posibles, alimentos estacionales), la Justicia social suficiente para evitar situaciones de indigencia, agua limpia para consumo humano, educación en la normas higiénicas básicas que aporten a la población las condiciones mínimas suficientes de salubridad… En lugar de esto, las autoridades de los países están alarmando a la población con el ‘coco’ de la pandemia, enfocando la terapéutica hacia la Farmacología y, en un futuro cercano, hacia la vacunación. Habría que preguntarse: ¿Quiénes están falleciendo por neumonías o complicaciones del cuadro gripal? ¿Qué tipo de personas, en qué condiciones, con qué patologías crónicas previas? ¿Qué se conseguiría, según mi parecer, con una campaña de vacunación masiva? Aparte del enriquecimiento de una serie de empresas (históricamente con pocos escrúpulos a la hora de generar ganancias), se inocularía el germen en gran parte de la población. Sí, estaría atenuado, pero ya habría traspasado la barrera inmunológica defensiva de primer orden del ser humano (la piel y las mucosas respiratorias y digestivas). Creo firmemente que generaría más problemas que beneficios. Hay antecedentes dignos de estudio en otras campañas de vacunación realizadas en el mundo. Actualmente hay personas (la primera figura que conocí fue David Icke) que alimentan una teoría conspirativa, con la que acusan a una serie de personas que, desde la sombra y un grupo de sociedades de alto standing con nombres propios (Trilateral, Fundación Rockefeller, Club de Roma, Grupo Bilderberg…) tienen una sola meta: perpetuarse en el poder a costa de quien sea, generando un plan que van siguiendo cuidadosamente, en aras de lograr esclavizar al ser humano o, si se resiste, aniquilarlo… Se les suele llamar ‘Illuminati’, y al tema se le conoce como el ‘Nuevo Orden Mundial’. Suena muy fuerte, pero si apartamos los prejuicios (¡¡qué insensatez!!) que se agolpan en nuestras mentes cuando alguien suelta un comentario así, y metemos la nariz, buscando informarnos de los detalles en los que se basan las personas como David Icke, observamos que, si nos mantenemos críticos en cada momento (no es fácil), se relacionan fácilmente las siguientes cuestiones: las estrategias de guerra en el mundo (anualmente se mantienen más de 40 conflictos armados anuales), el negocio de las armas, el cambio climático, las petroleras, la industria farmacéutica, las empresas de biotecnología (transgénicos), el mantenimiento del hambre en el mundo, los chemtrails (fumigación de nuestros cielos con sustancias tóxicas por aviones de todo tipo), el S.I.D.A., las vacunaciones, la implantación de chips en humanos (ya se está comenzando a hacer), el ocultamiento de la realidad O.V.N.I., el descubrimiento ocultado de la Energía Punto Cero (energía gratuita y con reservas inagotables: el Universo)… Sé que esta entrada puede descuadrar a cualquier persona… Lo único que aconsejo es mantenerse crítico, no creer ‘a pie juntillas’ ninguna información (tampoco la que acabo de verter a lo largo de la entrada), y menos si está lanzada a bombo y platillo, con desproporción de medios, por cualquier autoridad mundial (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial de la Salud, Organización de Naciones Unidas, F.A.O…); siempre mantener la distancia, la objetividad de una perspectiva algo separada de los hechos, preguntarse el porqué y el para qué de cada cosa… La pobilidad de comentar está abierta…
Salud para ti y los tuyos.

8 pensamientos en “La Gripe Porcina y otras Historias

Anímate a compartir tus opiniones