Seguimos con la Gripe Porcina

Una vez que se comprobó que el cuadro gripal de la gripe porcina, a su paso por el Hemisferio Sur, aparte de causar una saturación en los centros sanitarios y una atmósfera de miedo (provocada por las propias autoridades sanitarias mundiales, la OMS, CDC…), provocó un menor número de fallecimientos que la gripe estacional que cada año nos da su pasada invernal, tiene menor sentido, si cabe, estar hablando y proponiendo planes de vacunación masiva por parte de nuestras autoridades.

La vacuna propuesta (tanto la de Novartis como la de Glaxo) no ha sido suficientemente probada, sobre todo en los grupos de riesgo que se proponen vacunar en primera instancia (niños con enfermedades crónicas y en embarazadas). Los estudios que se están realizando sobre dichas vacunas están dirigidos a observar, sobre todo, la capacidad de generar anticuerpos. Y para estimular la producción de esos anticuerpos se emplea el adyuvante escualeno, sustancia que, inyectada, puede producir unas reacciones inmunitarias nocivas (se le ha relacionado con el Síndrome de la Guerra del Golfo, y con la producción de artritis reumatoide en ratas).

Ahora vienen noticias de Alemania (las noticias vuelan en internet, pues me ha llegado a la vez por diversas vías) en las que se dice que a los dirigentes, personal de las fuerzas armadas… se les va a vacunar (o se les está vacunando ya, no lo sé) con la vacuna de Baxter que no lleva el adyuvante. Refrescando la memoria del personal, hay que recordar que Baxter fue la farmacéutica americana que envió durante el invierno pasado unos cargamentos de virus letales a laboratorios europeos para fabricar la vacuna gripal estacional).


O sea: que hay diferencias entre los ciudadanos. Los de primera serían los dirigentes y las fuerzas armadas y del orden…; y, los de segunda…, todos los demás.

Ahora el tema parece que se quiere enfocar hacia la búsqueda de “la mejor vacuna”, evitando la idea principal: NO ES NECESARIA NINGUNA VACUNA. Para mí que están intentando, de nuevo, intoxicar a la población con un nuevo giro al tratamiento de la información…

El viernes pasado fui el ponente de una charla-coloquio cuyo tema fue precisamente el de las vacunas (“Vacunas: no es oro todo lo que reluce”). Hubo mucho interés en los oyentes, aguantando el tipo la hora y media en la que me dediqué a “vomitar” todo lo que tenía que decir , a golpe de gráficos y de informaciones que están habitualmente relegadas a las posiciones marginales dentro del colectivo sanitario.

Esto no tiene pinta de acabar…

Salud para ti y los tuyos.

12 pensamientos en “Seguimos con la Gripe Porcina

Anímate a compartir tus opiniones