Un paso más

A resultas de la decisión que mi pareja y yo hemos tomado en cuanto a las transacciones profesionales (ver anterior entrada), la respuesta ha sido inmejorable en cuanto a satisfacción entre las personas destinatarias de nuestros servicio…; pero, a la vez, ha sido evidente que este tipo de iniciativa (rompedora con lo establecido) nos coloca a las personas en una nueva situación a la que no estamos acostumbrados, con lo que puede ser “difícil” de poner en práctica.


 

Nosotros hemos lanzado la propuesta y, ahora, corresponde que cada cual se replantee “su propio valor” para poder corresponder en un intercambio justo. Eso es lo difícil, pues es mucho más fácil tirar del dinero y se acabó la discusión… Tiempo al tiempo, no desesperarse…

Con esta propuesta, intentamos que cada persona con la que contactamos también genere sus propias relaciones de intercambio, de tal modo que se pueda formar una red en la que sea posible que un tercer protagonista, con el que realizo intercambios, sea el que compense lo recibido por mí…
Me han llegado mensajes de personas alentándonos en esta propuesta, también personas que participan en “Bancos de Tiempo”…; en fin, que el engranaje se va moviendo. Sigo pensando que detrás, en el interior de cada ser humano, hay un espíritu que espontáneamente va a compartir con los demás. Me viene el recuerdo de relatos de personas que vivieron los trágicos momentos tras el tsunami de Japón y sus consecuencias. Todos repartían lo poco que había y se preocupaban en atender a otros para cubrir las necesidades mínimas de sus vecinos….
En este vídeo que os pongo ahí abajo, y que me ha enviado mi prima Raquel (gracias), se ve un ejemplo de esa bondad innata a la que me refiero, y que tiene fiel reflejo en el espíritu de los niños. Como veis, apoyo la tesis del “buen salvaje” que defendió Rousseau. Dicho de otra manera, pues que “todo el mundo es bueno” por naturaleza.

Y como estamos “de campaña”, quiero aprovechar para comentar que fui una de esas personas que no vio el “debate” del año por televisión. Entre otras, porque no tengo televisión en casa, y también porque estaba en un ensayo en el Orfeón Pamplonés (le estoy dando cara al Requiem de Brahms).

 

En primer lugar, comentar que esa fórmula no es un “debate” sino un “soliloquio o monólogo a dos”. Para mí debate implica la presencia de periodistas independientes que pregunten, interrumpan, insistan, contrapregunten, etc…Creo que una cosa buena se puede sacar de este tipo de actos: que alguien se dé cuenta de que ni uno ni otro van a ser “la solución” a la situación en la que estamos actualmente.
Asimismo, comentaros que me ha llegado por varias vías (gracias a todos) un enlace a un vídeo producido por el colectivo “Anonymous” (el del personaje de la careta de la película “V de Vendetta”), y como me parece interesante de ver, pues os lo dejo aquí mismo.

En resumen, que si queremos que esto cambie, podemos dejar constancia en las próximas elecciones que estamos descontentos con las políticas de los grupos mayoritarios, que nos han llevado al descalabro. Y la mejor manera de hacerlo es votando a grupos minoritarios (en mi caso a EQUO) o votar nulo. Nunca abstenerse o votar en blanco, pues favorecerías a los mayoritarios en su afán de repartirse el pastel cada 4 u 8 años.

Equidad, transparencia y participación popular activa

Salud para ti y los tuyos.

4 pensamientos en “Un paso más

Anímate a compartir tus opiniones