Música y Conciencia

Semanas moviditas… Estoy viviendo un acúmulo de compromisos musicales, en los que disfruto como un cosaco (me figuro, por lo generalizado de la expresión, que los cosacos debían disfrutar un montón…), y que me están llevando desde la música del período clásico hasta la del siglo XX.

Me invitaron a participar desde el Coro Juvenil del Orfeón Pamplonés (que dirige magistralmente Juan Gaínza) en el montaje de la “Missa Brevis” K.220 de Mozart, para aportar la voz del barítono dentro del cuarteto solista. Junto a otros tres compañeros y amigos (María Echeverría y Nerea Castellot -sopranos- e Iker Bengotxea -tenor-) tuve la ocasión de gozar, ayer domingo, con este bomboncito musical, junto a la orquesta de cámara “Sinfonietta Académica” y bajo la dirección de Caroline Collier. Podéis ver la reseña-anuncio en la prensa local.
La próxima semana, más concretamente el martes santo, día 3 de Abril, tendré el honor de participar en otro concierto, dentro del ciclo “Música para un tiempo de oración” del Ayuntamiento de Pamplona, en el montaje de la obra “Las siete últimas palabras de Cristo” del compositor Theodor Dubois, junto a la soprano Dorota Grzeskowiak, el tenor José Luis Sola, la “Capilla de Música” de la Catedral de Pamplona y la Orquesta Sinfónica de Navarra, bajo la dirección del Maestro de la Capilla Aurelio Sagaseta. El programa lo podéis ver aquí.
Pero es que, entre medio, estoy asistiendo a los ensayos de tres programas simultáneos en los que está embarcado el Orfeón Pamplonés, preparado por Igor Ijurra: la “Misa Solemnis” de Beethoven para ofrecerla con la Orquesta Sinfónica de Varsovia en Pamplona, Donostia, Barcelona, Zaragoza y Murcia; la “9ª Sinfonía” de Beethoven en Alicante y Valladolid; “Carmina Burana” de Carl Orff y fragmentos de “La Atlántida” de Manuel de Falla, en el Lincoln Center de Nueva York, y de nuevo “Carmina Burana” en Pamplona. Todo esto en los tres próximos meses… Podéis ver la programación del Orfeón Pamplonés a través de este enlace.
Por coincidencias temporales, y dado que todavía no poseo conscientemente el don de la ubicuidad, me perdí el estreno de la obra “Tiempo”, cuento musical compuesto por el fantástico músico y también amigo Josu Elberdin, a cargo del Coro Infantil del Orfeón Pamplonés, en el que canta mi hija pequeña. No pude ver su cara, pues yo estaba ya uniformado con el “smoking” esperando el comienzo del concierto que os he comentado al principio… Ya estoy deseando ver la obra en la siguiente representación… En el  vídeo que veis abajo se les puede ver en el último ensayo realizado el sábado.
Y, bueno, no quería dejar de comentar que, en estas fechas, la cosa social está que arde, con una convocatoria de huelga general incluida. Y que he recibido un vídeo (gracias, Marta) en el que se anima a la población, no sólo a secundar este paro sino a plasmar en lo cotidiano una posición clara e inequívoca respecto al consumo, la mejor herramienta que podemos utilizar para cambiar el rumbo de este sistema… Es cortito…
Y tampoco quería acabar esta entrada sin hacerme eco de otro vídeo (gracias, Manolo) que genera ilusión por un cambio esperado en el mundo. Está realizado por un maestro israelí y dirigido al mundo globalizado. Digno de reproducirse y de ser distribuirlo por nuestros contactos…

Salud para ti y los tuyos.

2 pensamientos en “Música y Conciencia

Anímate a compartir tus opiniones