¿Queremos realmente cambiar al Ser Humano?

CAMBIO DEL SER HUMANO(imagen tomada de aquí)

Todavía en la resaca postrera a la ola absurda (e interesada) que se construyó  con la moda de hablar del “fin del mundo”, aprovechando la realidad del calendario maya para hacer mofa de un hecho irrefutable, cual es la oportunidad de evolucionar del ser humano, creo interesante seguir prestando atención a la base de estos hechos.

Si contemplamos la realidad humana, podemos ver cómo a lo largo de la vida nos hemos desconectado de la energía del Planeta Tierra y del Universo, nos hemos desconectado de Dios. Y para apoyar esta frase no hace falta ser creyente de ninguna religión, dado que en lugar de la palabra “Dios”, no me importa emplear otras palabras (Energía Universal, Energía Creadora, Plasma Cósmico, Éter Platónico…, cada cual con la que se sienta más cómodo).

MATERIALISMO(imagen tomada de aquí)

Sobre todo, durante los últimos siglos de nuestra actual civilización, y apoyándonos en el desarrollo de una mente racional que dio su fruto en una Ciencia materialista rampante, nos hemos ido apartando del Saber con mayúsculas, aquella Fuente en la que bebieron todos los pueblos antiguos desde que la Humanidad es Humanidad.

Una muestra de esa Sabiduría originaria la podemos ver en la carta que un Jefe nativo norteamericano (de los indios SWAMISH) envió al Presidente Franklin en 1855.

Actualmente, el ser humano normal y corriente está “forzado” a formar parte de un entramado social asfixiante para la naturaleza libre y conectada del propio ser humano, que también le lleva, inexorablemente, a cargarse el equilibrio ecológico del planeta. Y lo peor es que este proceso todavía se produce de manera inconsciente, con los propios protagonistas dormidos.

En los diferentes espacios geográficos del globo terrestre, podemos ver cómo los seres humanos usan y abusan de otros seres humanos. En cada territorio según su nivel de desarrollo y de consciencia. Y ya no me voy a referir a los más de 40 conflictos bélicos que subsisten en todo momento en nuestro planeta, fomentados y alimentados por todo tipo de intereses financieros y políticos (que cada uno de nosotros apoyamos con nuestros ahorros en cualquier entidad bancaria estándar)…

ABUSO SEXUAL(imagen tomada de aquí)

Hoy mismo me ha llegado el anuncio de una campaña orientada a frenar el maltrato a la mujer en la India (una mujer es violada allá cada 22 minutos). Se describe otro dato estremecedor: a nivel mundial, 7 de cada 10 mujeres serán agredidas física o sexualmente a lo largo de su vida…

En nuestra sociedad desarrollada esto no es ahora tan flagrante, pero la agresión al ser humano en nuestras sociedades puede ser más sutil pero no menos importante en lo cotidiano…; aunque, a veces, “inesperadamente”, saltan algunos “plomos neuronales”, explotan las ollas de tensión reprimida y se producen dramáticas matanzas que llenan las portadas de los medios de comunicación.

De vez en cuando, sin embargo, salen a la palestra voces que alientan un cambio de sentido en esta nuestra sociedad globalizada. Voces no sólo provenientes de jóvenes idealistas exaltados sino curtidas por la experiencia y sosegadas por la serenidad de lo ya vivido, como la del mandatario uruguayo José Mújica (gracias, Eva, por tu aporte). Escuchad con atención.

También se prodigan por la red mensajes genéricos esperanzadores y motivadores para seguir activamente (y, por lo tanto, provocar) este cambio de visión del ser humano, posibilitando ese nuevo paradigma que nos es teóricamente tan cercano en esta nueva fase del tiempo (¿nos acordamos del sentido real del fin del calendario maya?) en la que estamos.

A continuación, podéis ver este ejemplo que me ha llegado por la gentileza de Manolo.

2013 – NO HAY FIN from Karsten Ramser on Vimeo.

Y siempre volvemos a la misma cuestión: sí, sí, todo esto está muy bien y suena “guay”; pero, en mi vida cotiana, ¿qué puedo hacer para sumar mi grano de arena a este proyecto ilusionador? Respuesta clara y rotunda: ¡¡¡Buahh!!! Un porrón de cosas.

En primer lugar, estar atentos, lúcidos, la mayor cantidad de tiempo posible (sin agobiarnos, claro) ante la aparente realidad que nos envuelve (¿nos acordamos de la película “Matrix” y su mensaje?). Veremos a nuestro alrededor otras personas que ya se están moviendo en diferentes temas, áreas, flancos de la vida. ¿Qué nos impide acercarnos a ellas?

REAS(imagen tomada de aquí)

Recibo periódicamente un boletín de una red muy interesante, “REAS”, que se dedica a fomentar la construcción de una realidad social diferente en cuanto al tema de la Economía Solidaria. Aquí tenéis el enlace a su portal.

El amigo Carlos (gracias) me ha enviado un enlace que hace referencia al fenómeno de las “cooperativas bancarias” en el Reino Unido. Por aquí, dentro de poco vamos a tener a nuestra disposición la creación de una cooperativa alternativa que puede dar manto de protección a un buen número de actividades y de estructura social en el área de Pamplona, de la mano de Auzolan, un proyecto en el que estoy colaborando en materias de Salud y de Moneda Social.

Mirad también este sitio en el que se dan ejemplos de cómo ir cambiando hábitos en cuanto a la compra y utilización de productos, empresas, servicios en nuestra vida cotidiana. Yo sólo he tenido oportunidad de echarle un vistazo para mostrárosla. Ahora toca leer un poco más…, e implicarnos en el cambio.

En el plano socio-político (no hay que olvidar dónde vivimos), también se pueden apoyar proyectos, aunque siempre es bueno revisar dos veces lo que vayamos a firmar… Os pongo un ejemplo de un manifiesto que está por la red y que tiene la finalidad de generar cambios legales a través de un procedimiento de petición popular. Ya basta de partidos hegemónicos alternantes.

Salud para ti y los tuyos.

Anímate a compartir tus opiniones