El Inconsciente

ICEBERG

El tiempo no corre sino vuela, como aquel velero bergantín del poema… Enfrascado en diversas actividades, ha trascurrido sin enterarme. A la hora de poner un título a esta entrada, de entre los temas tan diferentes que se mueven en la trastienda, he elegido “el inconsciente”, esa gran masa oculta debajo del iceberg de nuestra aparente realidad.

Durante este último fin de semana he tenido la oportunidad de escuchar al Dr. Salomón Sellam, en los cursos de formación de Descodificación que está impartiendo en Pamplona. El tema de este seminario fue la Psicología en la Psicosomática Clínica. Y describió las bases del pensamiento de Sigmund Freud y sus discípulos, sobre todo Carl Jung, a la hora de verlos en las dinámicas de las personas en el proceso de Descodificación Psicosomática.

ENFERMEDAD(foto tomada de aquí)

Una de las frases estrella, corroborada por mi experiencia en consulta a lo largo de años, es que no hay enfermedad en la que no haya un componente psíquico, más o menos importante según cada caso, motivado por las vivencias concretas de la persona y sus especiales sensibilidades.

Y el gran protagonista es, precisamente, “el inconsciente”: todo aquello que no vemos pero que forma parte de nuestra realidad personal…, aunque es realmente la que nos gobierna. Como siempre les digo a las personas en consulta, nos parece que somos nosotros los que tomamos nuestras decisiones pero eso es faltar a la realidad. Son las atracciones y repulsiones automáticas los hilos que nos mueven hacia nuestro comportamiento habitual.

CONSTELACIONES FAMILIARES(foto tomada de aquí)

En mis experiencias en Constelaciones Familiares, se muestra directamente que en todos nosotros está toda la información del inconsciente colectivo (concepto desarrollado por el genial Jung); y, a resultas de este hecho, podemos resonar con las vivencias y hechos acontecidos en épocas anteriores, hasta de varias generaciones.

Cada vez veo con más claridad (en cada persona que veo en consulta) la importancia de este tipo de marcajes que nos condicionan la vida. Y esas marcas, generalmente, nos afectan drásticamente de cara a vivir nuestras vidas, tanto a nivel de salud como de relaciones sociales, éxito laboral…

YACENTE(foto tomada de aquí)

Personas que no se permiten vivir, sojuzgados por la pesadumbre, el dolor, la imposibilidad, la muerte andante… Interesante y atinada la descripción del Síndrome del Yacente que hace el Dr. Salomón Sellam.

Ante esta realidad mortecina de algunas personas, así como de las llamadas personalidades “negativas”, siempre hay “detrás” de la persona afectada por estos estados la repercusión, la carga de algún suceso o deceso de algún miembro del árbol genealógico. Las historias pueden ser (de hecho, lo son) variopintas, pero hay un hecho que se repite machacónamente: la tensión dramática de unos hechos sin reconocimiento, sin aceptación ni asunción de las responsabilidades pertinentes…

CARTA ASTRAL(foto tomada de aquí)

Es curioso cómo, en consulta, cuando poseo la Carta Astral de la persona en cuestión, se pueden ver las influencias y posibilidades de vivir este tipo de historias… Las personas venimos a vivir en nuestras vidas temas concretos que, “casualmente” tienen que ver con lo que nos han “regalado” en herencia nuestros ancestros…

Cuando, siendo consciente de todo esto, veo cómo ni la Medicina ni los enfermos (organizados en asociaciones de afectados) ni la propia sociedad ven nada de esto, salvo algunas personas abiertas y otras que, desesperadas porque no tiene avances en los medios habituales, acuden a este tipo de perspectivas…, surge un punto de cierta frustración.

Lo positivo es que, cada vez más, esta manera de ver la realidad tiene más adeptos. A ver si, poco a poco, la sociedad en su conjunto y los estamentos van escuchando y teniendo en cuenta otras formas de plantear la Salud y la Enfermedad. Tiempo al tiempo.

Salud para ti y los tuyos.

Anímate a compartir tus opiniones