Nuevas Enfermedades

ESTRÉS(Imagen tomada de aquí)

No sé si soy un bicho raro (me parece que sí) o la sociedad vive en la inopia (me parece que también). Hoy acabo de leer  en el diario digital “El Confidencial” en siguiente titular: “Las enfermedades que vienen (y que no se cuentan al médico)”.

En el largo artículo del diario se describe la realidad de unas personas (el 24% de la población activa) que están afectadas por un conjunto de síntomas que están socavando su salud. Se trata de las personas que están sometidas a la tensión estresante de una situación laboral insoportable…, pero que mantienen día sí, día también.

El miedo a perder ese puesto de trabajo, aunque cada vez sea en peores condiciones, hace que la capacidad de generar estrés se mantenga en una hiperfunción difícilmente sostenible por largo tiempo. Y ya sabemos cómo acaba esta situación: con alteraciones funcionales del sistema nervioso que afectan a nuestro bienestar corporal y a nuestras relaciones humanas.

DESAHUCIOS(Imagen tomada de aquí)

Hasta aquí, me parece que la tesis que muestra el artículo es correcta. La cosa es así. Lo que yo añado es que en el resto de las personas, hay un gran grupo (unos seis millones de personas en España) que sufren en silencio su situación de paro. En soledad, las personas que viven la marginación de no poder integrarse en una sociedad que les pide mantener una casa y alimentarse sin el poder adquisitivo mínimo para afrontar su supervivencia; que son desahuciados (sin justificación posible) por unas entidades que sobreviven, a su vez, por los fondos aportados por toda la población en forma de rescate gubernamental…

Pero es que, además, está el resto de personas que sufren o padecen cualquier otro tipo de síntomas, aquejadas por las enfermedades diagnosticadas y catalogadas por los médicos convencionales. Según la teoría médica al uso, es como si las enfermedades fueran originadas por múltiples factores externos y  nos “invaden” sin que nosotros, pobrecitos humanos, podamos hacer casi nada para evitar enfermarnos…

CONFLICTO(Imagen tomada de aquí)

Pues no. Las enfermedades se producen por diversos factores; pero, entre ellos, está un acúmulo de tensión no encauzada adecuadamente; el mantenimiento de una conflictuación, sea vivida consciente como inconscientemente. Eso que se ve claramente cuando afecta a las personas en una situación de alto estrés…, es lo mismo que ocurre cuando esa misma persona está afectada por los problemas más diversos de la existencia, de la convivencia…, aunque sean más leves de intensidad, y sólo sean gotas de agua que van llenando el vaso que, de repente, se sobra.

CARL JUNG(Imagen tomada de aquí)

La enfermedad (cualquier enfermedad) sobreviene cuando nuestro nivel de tensión sobrepasa los límites de salubridad y nuestros mecanismos de supervivencia organizan la defensa, tanto corporal como psíquica o comportamental, para permitirnos sobrevivir; o sea, no morir en el “fregado”. La enfermedad, según Carl Jung (y se puede constatar en la práctica siempre y cuando estemos atentos a ello), está para sanarnos, con lo que no debemos ir en contra de la enfermedad, sino escuchar su mensaje y variar el punto de mira en nuestra vida cotidiana, reconducir nuestra vida.

No es que no existan los factores externos: gérmenes, sustancias tóxicas, factores medioambientales diversos… Lo que ocurre es que una persona puede afrontar y superar la presencia de esos factores cuando su sistema inmune está en equilibrio, cuando sus fuerzas están prestas a afrontar esas sobrecargas. En caso contrario, cuando la energía de la persona está “hipotecada” manteniendo niveles altos de estrés, no hay recursos suficientes como para vencer a esos factores externos…

DISEÑO HUMANOY para más inri, además, ¡qué casualidad!, que las alteraciones que se producen en cada persona, las enfermedades que sufrimos, sintonizan con las predisposiciones particulares que traemos en nuestro código, en nuestro plan particular de vida, todo ello visible y constatable en nuestra Carta Astral y nuestro Diseño Humano.

Soy consciente de que para muchas personas, sobre todo para mis colegas médicos, todo esto es una majadería, superchería, pseudociencia…, que no se debe creer. A los escépticos que leáis esto y se os corte la digestión al leerlo, os propongo que os atreváis a ver un poco más allá de lo que dicen los libros de texto y las “verdades” del actual paradigma, y os aventuréis en la búsqueda sincera de vuestra realidad y la de las personas que os consultan. No es tan difícil.

FEDER(Imagen tomada de aquí)

Si la verdadera pandemia de este siglo XXI, según los voceros de la Ciencia Médica, es la de las enfermedades crónicas (ascendiendo imparablemente); y, en España, por ejemplo, más de tres millones de personas padecen una cosa denominada “enfermedad rara”, y la cosa también va en aumento, ¿hasta cuándo va a esperar la Ciencia Médica para contemplar la realidad desde otros prismas?

Salud para ti y los tuyos.

34 pensamientos en “Nuevas Enfermedades

  1. le dejo una pequeña modificacion de su excelente escrito del dia 16 el de las 15,31
    sobre lo que es la verdad.

    La diferencia entre La Verdad (con mayúscula)en grado superlativo , característica atribuida al Ser Todopoderoso, y las verdades de cada cual, subjetivas discutibles y modificables por convicción particular, experimentación propia mas o menos acertada, devoción e incluso por obligación hay una gran diferencia y las mas de las veces si no todas es porque el sujeto en cuestion al observar, al confeccionar su opinion su verdad particular no ha tenido en cuenta Al Gran Referente o sea a la Gran Verdad

    Concretando mas, cuando uno hace o confecciona su mundo lo hace sin tener en cuenta La Realidad, sea por desprecio a esta Gran Verdad, o por por lo que sea., debido a este significante hecho la tierra se ha convertido en un infierno por ir en contra de la Gran Armonia.

    Ya esta todo explicado, todo

    • ¡Hola, Arturo! Lo siento pero lo que escribes en este último mensaje no “explica” nada sobre el proceso. A lo más, lo veo como un acercamiento a una visión general del mismo. A eso no se le puede llamar concreción.

      Y, si te parece, trasladamos la conversación al ámbito privado.

      Salud para ti y los tuyos.

    • ¡Hola, Arturo! Coloquialmente, estar en posesión de la verdad lo entiendo como estar en resonancia con la verdad. En el contexto de esta conversación, sería en relación con la Verdad (con mayúscula). Si existe esa resonancia, te pediría que describas someramente pero concretando, los elementos básicos de esa verdad.

      Como esto parece que va para largo…, casi mejor, si te parece, que traslademos la conversación al ámbito privado.

      Salud para ti y los tuyos.

  2. Respetado Silvano, muy acertado su primer parrafo es asi exactamente como dice.,
    permitame una frase de Machado que viene al cuento
    “la verdad es lo que es y sigue siendo verdad aunque uno piense al reves”
    Y otra del mismo autor muy pero que muy complementaria
    “ni tu verdad ni la mia vamos juntos en busca de la verdad”
    Su segundo parrafo tambien está muy acertado.
    En cuanto a su pregunta antes de contestarle tendriamos que aclarar algunas cosillas, ¿que entiende usted por poseer la verdad? y otra pregunta: para que la trampa? le gusta a usted ser tramposo?

  3. Bueno yo paso de las rarezas que no son corrientes pero son verdad, yo tampoco soy “normal” gracias a Dios.
    Es usted una persona inteligente, bien informado en temas de salud, ademas se le ve bastan buena persona y un gran profesional, pero, pero, tiene usted un defecto grave, muy grave

      • Pues creo ya se lo dije el año pasado, insiste usted en ver cosas a su manera y no a la manera en que se debe que es ademas la unica.
        Las cosas o se hacen bien o no.
        Yo diria que es usted tozudillo.
        Que uno insista en lo que es correcto esta bien, pero uno antes de insistir y mas si las cosas o asuntos son sagrados deberia de verificar si son asi o no

        • ¡Hola, Arturo! Sí que me reconozco en la tozudez, en general; pero, en este caso, no mantengo mis convicciones por cabezonería. Si creyera y viviera que las cosas son tal y como lo expresas, no tendría ningún inconveniente en participar de tu visión.

          Salud para ti y los tuyos.

          • aqui la contestacion es:
            “cuanta verdad puede soportar un hombre?”
            uno alcanza la verdad de las cosas dependiendo de como tenga el subido el ego

          • ¡Hola, Arturo! Yo diferenciaría entre la Verdad (con mayúscula), característica atribuida al Ser Omnipresente, y las verdades de cada cual, subjetivas y modificables por convicción, experimentación, devoción e, incluso, por obligación…

            Creo que, para los habitantes de este plano, bastante tenemos con lidiar con las verdades que se nos presentan en lo cotidiano. Otra cosa es que tener un punto de referencia cercano a esa Verdad nos ayude a centrarnos y seguir nuestro proceso vital limitado…

            Ahora va una pregunta con trampa: ¿Estás tú en posesión de la Verdad?

            Salud para ti y los tuyos

  4. Bueno iluminado parece ser que no vive bien porque no tiene modales, esto se ve y se nota por la forma agresiva que tiene de hablar, es evidente que vive en el infierno. Una persona que vive bien y en la bondad y que su entorno es feliz, equilibrado habla bien. De todas formas me gustaria hacer notar que no va del todo mal encaminado, algo si vislumbra si, porque dice que usted se va de la olla y tiene cierta parte de verdad señor Silvano, se va usted un poco de la “olla” con mis disculpas y con todo mi aprecio sin afan de ofender

  5. Pues no se donde o en que se basa su experiencia pero de profesionales de la salud que opinan igual o muy parecido conozco a bastantes

  6. Señor Silvano muchos de los colegas que uste menta si entiende y estan de acuerdo con lo que usted dice en su penultimo parrafo

  7. Vaya. Que casualidad que tenemos que comprar tu ‘diseño humano’ para entender nuestras ‘nuevas enfermedades’. Decir ‘majadería’ es decir poco.

    • ¡Hola, Iluminado! Siento que no hayas podido entender lo que he pretendido expresar al escribir esta entrada. Está claro, para quien quiera entender, que la cosa no es así; pero, aun y todo, acepto y respeto tu opinión.

      Eres muy libre de pensar como quieras pero mi experiencia de 30 años como profesional de la Medicina creo que no la puedes resumir en la palabra “majadería”.

      Salud para ti y los tuyos.

  8. Aunque yo comparto totalmente tu opinión, hay personas que piensan que ese enfoque lo que hace es culpabilizarnos encima por enfermar. yo más creo que lo que en realidad hace es que nos responsabilicemos de nuestra realidad para evitar que la enfermedad se materialice en el plano físico o psíquico. saludos y abrazos.

    • ¡Hola, Lurdes! Gracias por tu comentario. Soy consciente de esa forma de pensar que describes. Me ha tocado conversar por internet con personas afectadas por Fibromialgia y el mínimo intento de hacerle ver que hay un componente “psíquico” (que no “psicológico”) en todo tipo de enfermedad, con lo que también en la Fibromialgia, ha provocado reacciones defensivas muy intensas…

      Para mí es una manifestación de su sistema psíquico de defensa, totalmente respetable, pero estoy acostumbrado a ver que, detrás de la defensa, se esconde un gran dolor, en el seno de un niño o niña sufriente que no quiere repetir una serie de experiencias desagradables. A cada cual le llega la hora de afrontar y aceptar su historia, requisito indispensable para sanar.

      Salud para ti y los tuyos.

Anímate a compartir tus opiniones