Amores Difíciles

AMORES DIFÍCILES(imagen tomada de aquí)

En el trabajo diario, uno de los temas que suelo encontrarme en la consulta con cierta frecuencia, es el de los amores difíciles, también llamados desórdenes amorosos.

Como en todo conflicto vivencial, lo mismo que en dolencias físicas, para poder trabajar sobre la cuestión, es necesario establecer alguna relación clara entre el comienzo del síntoma y algún tipo de circunstancia que haya ocurrido, algún desencadenante objetivable, visible…

Y, en este tipo de conflictos, es muy fácil no hallar ninguna situación desencadenante clara, salvo que las dificultades se repiten y se repiten a lo largo de la vida de la persona.

ÁRBOL GENEALÓGICOCuando, al buscar, nada se hace evidente; cuando algo sucede de manera continua o se vive “desde siempre”, se me enciende, como acto reflejo, la bombillita que ilumina la influencia que está generando el “Sistema Familiar” sobre la persona. Y una de las vías de hacerlo visible es el árbol genealógico. Si queréis saber algo más sobre el tema, ya he escrito tres entradas sobre ello (ésta es la primera).

Existen distintas posibles causas de este tipo de fenómenos; y, hoy mismo, mi pareja (Genoveva Ros i Bodí) ha escrito en su muro de Facebook un pequeño texto sobre el tema. A continuación, os lo dejo transcrito.

AMORES DIFÍCILES

En Constelaciones Familiares, es frecuente ver cómo uno de los hijos de una pareja, normalmente el mayor, aunque no siempre, lleva incorporados los sentimientos de una pareja anterior a la formada por sus padres.

Ese hijo, de forma inconsciente, lleva unos sentimientos de no ser querido lo suficiente o de rivalidad hacia uno de los progenitores, o de afinidad total con uno de los padres.

Los síntomas pueden ser variados pero lo que siempre sucede es que, cuando se hacen mayores, el tema de la pareja, el emparejamiento, se torna difícil ya que, inconscientemente, “ya tienen pareja”.

Esta realidad vivencial profunda (no consciente) les va a dificultar formalizar su propia relación de pareja…; también puede vivirse desde el tener múltiples parejas, una detrás de otra…, sin llegar a encontrar su pareja “adecuada”.

Constelaciones Familiares ayuda a identificar este tipo de procesos y a sanarlos, dejando libre a la persona frente a su destino…, en el que, con facilidad, aparecerá la pareja adecuada.

Salud para ti y los tuyos

Anímate a compartir tus opiniones