Cumpleaños

CUMPLEAÑOS(imagen tomada de aquí)

Hace unos días fue mi cumpleaños, y he constatado (una vez más) la importancia que tiene en nuestras vidas el movimiento de los astros. En esta ocasión, la vivencia tuvo dos protagonistas: el Sol y la Luna.

Como información general, es interesante saber que, en las fechas de nuestro cumpleaños, el Sol se sitúa en una zona cósmica similar a la que tenia cuando vinimos a este mundo jotero. En mi caso, en las postrimerías de Piscis.

PISCIS(imagen tomada de aquí)

Es evidente que no es exactamente la misma posición respecto Universo; pues, aunque nuestra ubicación en el Sistema Solar es la que es, y en esa misma fecha, en el fondo de pantalla de “mi ordenador”, seguía el astro Rey colocado en Piscis, nuestro Sol orbita respecto a otras estrellas dentro de la Galaxia (la Vía Láctea), y ésta va rapidísimamente, en una carrera “alocada” por el resto del Universo.

¿Qué ocurre cuando, como decía al principio, el Sol vuelve a estar posicionado en el mismo lugar relativo del fondo de pantalla estelar (Piscis, en mi caso)? Pues que, en unos días antes y después de la fecha exacta (unos 7-10 días), tengo la oportunidad de identificar en mí características que hay en mí en relación a esos aspectos de la naturaleza piscícola de mi Sol. Como inciso, decir que el trabajo de consciencia de nuestro Sol (el de cada uno) dura toda la vida… Tenemos toda la  vida para reconocernos y vivir en sintonía con nuestros propios parámetros constitucionales.

Podemos afinar algo más y buscar más conscientemente estas vivencias, si elegimos tener presente a nuestro Sol los domingos anterior y posterior a nuestra fecha, dado que el domingo es el día del Sol (“Sunday” en inglés, literalmente, día del Sol), el día del Padre. En Astrología, el Sol nos habla de la energía paterna, la energía masculina, tanto seamos hombres o mujeres.

LUNA LLENA(imagen tomada de aquí)

Fue curioso que este año coincidieron, por las fechas de mi cumpleaños, tanto que el Sol estaba “en su sitio”, tal y como he descrito más arriba, como que la Luna estaba en su plenitud (Luna llena). Fue curioso (y precioso) comprobarlo durante la madrugada, a eso de las 5h. a.m. cuando, me desperté con una sensación de claridad impresionante, como si fuera de día, al atravesar la luz refleja de la Luna la ventana (libre de cortinas) de mi dormitorio.

Interesante combinación: Sol en su lugar y Luna llena, una situación en la que los dos astros de la polaridad humana (los principios masculino-paterno / femenino-materno) formaban 180º entre sí, una “oposición”, como se llama en Astrología a esta situación espacial. que conlleva vivencias particulares de una cierta tensión entre ambos polos…

No quiero liar las cosas metiéndome en vericuetos astrológicos sino, simplemente, compartir una vivencia que me ha resultado interesante y que está en manos de cualquiera aprovechar…

Salud para ti y los tuyos.

4 pensamientos en “Cumpleaños

  1. Buenos días Silvano,

    Primero de todo, como dicen por aquí, por muchos años, Felicidades!!, y gracias por compartir tu experiencia, y me gustaría hacerte una pregunta:

    ¿es en esos días que comentas, anteriores y posteriores a tu cumpleaños, un momento adecuado tanto para conocerte, como para descubrir hacia donde quieres ir?

    GRacias

    Un abrazo

    jose antonio

    • ¡Hola, Jose Antonio! La respuesta es afirmativa. El Sol, en Astrología, tiene varios papeles, y uno de ellos es indicar el camino hacia adelante… Es el arquetipo de la energía masculina. Así pues, en este tipo de fechas, cuando el Sol está en el sitio cuando uno nació, es propicio escucharse un poco y observarse en el camino…

      Salud para ti y los tuyos.

  2. Muchísimas FELICIDADES. Acabo de leerlo. Que tu nuevo ciclo te lleve a descubrir nuevos horizontes cada día, y que allí nos encontremos…