La Madre

MADRE

(imagen tomada de aquí)

 Al hablar en una conversación sobre la madre, más pronto o más tarde, es fácil que oigamos la típica frase de que "madre sólo hay una". Y, aunque sea algo muy manido, la cuestión es que es verdad.

Tanto en mi vida personal, al vivir el fallecimiento de mi madre y sus consecuencias cuando era niño, como a lo largo de mi vida profesional, al recibir diariamente a personas en consulta, he verificado a más no poder la importancia de vivir o no vivir el contacto con una madre "como Dios manda".

Tanto por su ausencia (por fallecimiento o por imposibilidad de cumplir su misión por las causas que fueren) como por su presencia (castración-desvalorización, sobreprotección, transmisión de miedos, angustias…), el tema de la madre se vuelve de vital importancia en la vida de una persona.

En ocasiones, es la propia persona quien verbaliza la cuestión al realizar un repaso de la historia personal en el primer contacto en consulta, pero hay otros casos que debe ser la pericia del terapeuta quien ponga el tema encima de la mesa para clarificarlo y sanarlo, oxigenarlo.

Es curioso que la Astrología, a través de la exploración de la Carta Natal, coloca el sector específico de la vivencia de nuestra madre en el mismo que la proyección social, la vocación profesional…

Es fácil de constatar que cuando una persona no tiene resuelto el tema de su relación con la madre (y, muchas veces, la persona ni se da cuenta de que hay un conflicto soterrado en relación con ello), es fácil que la persona tenga diversos problemas: físicos (nutrición, temas relacionados con los líquidos corporales como edemas-hinchazones, alteraciones digestivas, en los pies, en la piel…),  anímicas (miedos, inseguridades…) como en su comportamiento frente a la Vida (dificultad para abrirse a la Vida, tanto en el terreno personal como profesional). En este tipo de situación, a través de la Descodificación Psicobiológica se puede clarificar su origen y se tienden puentes a su solución.

¿Cómo trabajar para solucionar este tipo de temas? En muchos casos, es factible un trabajo individual, cara a cara; en otros, es más acertado conectar con ello a través de un trabajo sistémico a través de las Constelaciones Familiares.

Salud para ti y los tuyos.

2 pensamientos en “La Madre

  1. Estimado Silvano,

    me ha chocado leer tus primeras líneas. Me permito aportar mi opinión. En muchos casos “madre no hay más que una” cuadra a la perfección.Pero no hay que olvidarse que en otros, y se de qué te hablo, “madres puede haber dos”, está la madre biológica y la madre adoptiva. Importante no dejarnos llevar por las frases hechas, que en ocasiones no tienen en cuenta otras realidades.

    Salud
    Un abrazo
    Yolanda

    • ¡Hola, Yolanda! Gracias por tu comentario. en el caso de los hijos adoptivos, tienes toda la razón en colocar a la madre adoptiva con la misma categoría de la madre biológica. También pasa esto cuando una criatura ha sido criada por la abuela, tía, una niñera… en ausencia de la madre…

      Salud para ti y los tuyos

Responder a Yolanda Montero Cancelar respuesta