Ciencia y Verdad

COLEGIO DE MÉDICOS DE NAVARRA

(Imagen tomada de aquí)

Han pasado ya tres meses desde que me entrevisté con la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Navarra, de cara a resolver una reclamación que un señor desconocido para mí interpuso en la página web del Colegio al opinar que cuestiones que yo defendía en el blog podrían causar "temor social", preguntando si eso no podría ser motivo de sanción por el propio Colegio.

Durante este tiempo, nadie del Colegio se ha dignado avisarme en qué fase del procedimiento estábamos. Y digo esto más que nada porque, si hubiera sido un médico recién salido de la Facultad, podría haber estado viviendo las consecuencias de la tensión propia de saber que el Colegio profesional podría tirarme de las orejas con algún tipo de medida disciplinaria (y tampoco se me ocurre qué medida podría ser ésa…).

El caso es que hace como un par de semanas he recibido una notificación del Colegio en el que me instan a que, en las actividades en las que aplique técnicas "complementarias", avise previamente a mis pacientes de que lo que voy a hacer "carece de evidencia científica contrastada, a fin de que se eviten interpretaciones erróneas y riesgos innecesarios" (sic).

En la introducción razonada de la Junta del Colegio, me dicen que "nuestra profesión obliga a evitar aquellas acciones o informaciones que puedan inducir a error a los pacientes" (sic), y que "no forman parte del acto médico aquellas acciones que, al margen del ejercicio de la medicina, un médico pueda realizar en relación a sus convicciones, creencias, tendencias, ideología o cualquier otra circunstancia" (sic).

Finalmente, me instan a que desvincule claramente mi titulación de médico a la realización de este tipo de prácticas y a que, tanto en mi consulta como en la información a través de internet, deje claro que dichas prácticas están fuera del ejercicio de la ciencia médica.

Según entiendo, lo que debo decirle a cada persona que venga a mi Centro para que le ayude en su situación doliente es que lo que voy a practicar con él no tiene ninguna verificación científica pero que no se preocupe, que confíe en mí por mi cara bonita o lo que sea…

Seamos serios. Yo ya hace un montón de años que no realizo un acto médico tradicional, consistente en una conversación introductoria (eso sí que lo hago, con extrema atención), una exploración clásica (inspección, palpación, percusión y auscultación), la generación de un diagnóstico médico de una dolencia definida como tal por la ciencia médica, y la conclusión con un tratamiento farmacológico para esa dolencia concreta.

Le escucho a la persona que acude a mi Centro con qué palabras explica lo que nota o siente, a veces ya diagnosticada por otros compañeros especialistas o en un centro hospitalario, y voy a poner en marcha un proceso que, tristemente, mis compañeros de profesión no han probado a experimentar, ni se les ocurre que pueda ser eficaz en la evolución de las enfermedades que ven a diario y a un bajísimo coste terapéutico…

Habría que ver quién está más alejado de la verdadera Medicina, con mayúscula, ésa que se coloca al lado de la persona sufriente y le hace ver dónde está la razón por la que está sufriendo esa dolencia, a la vez que se le da la opción de hacer algo por revertirla, sin necesidad de intoxicar sus cuerpos con fármacos que, según la literatura médica oficial, son causantes de cerca de 200.000 muertes anuales sólo en Europa (y esta memoria corresponde a 2008; ¿cuáles serán ahora las cifras, en 2015?).

Este tipo de sinrazones provoca que me plantee de cuando en cuando qué carajo hago yo colegiado en un Colegio de Médicos que me hace pagar unos 400 € por año para poder trabajar como médico en un territorio geográfico y que, a cambio, me avisa de que le diga a las personas que trato que no se fíen de lo que hago porque no está científicamente probado…

Salud para ti y los tuyos.

Salud para ti y los tuyos.

20 pensamientos en “Ciencia y Verdad

  1. Hola Silvano , gracias por informar del tema. Un tronco en el camino. Mejor saltar o rodear y para adelante !, como lo haces. Y, a saborear los frutos sanos, dulces y exquisitos ,en particular, los ‘de casa’, que siempre saben inigualables .Envidia sana !, Begoña

  2. Hola,
    Siempre, antes de mi despertar, había tenido sensibilidad, llamada hacia los temas “no contemplados científicamente”.
    Reconozco que la ciencia me encanta y, ahora tras mi despertar, la comprendo muchísimo más.
    Estoy pasando una enfermedad y, desde mi experiencia, garantizo que estoy sanando y no ha sido gracias a los fármacos ingeridos que me han desestabilizado el organismo ni a la larga lista de espera ni a los experimentos químicos para evitar una operación.

    Todos, absolutamente todos, somos parte del Uno. Del Todo.

    Una vez conprendemos ésto, todo fluye en orden y equilibrio.

    ¿El colegio de médicos considera como médico al Dr. Jung?
    Ahí planto mi semilla de luz 😉

    Mucha luz, amor y paz para todos.

    • Muchas gracias por tu comentario, ThunderLady Storm. Yo también considero que la verdadera Sanación sólo se produce cuando la persona sintoniza con un estado de equilibrio y puede, entonces, liberar sus procesos de tensión condensados en disfunciones, tanto corporales como emocionales, comportamentales o mentales…

      Es de suponer que al Dr. Jung, al ser psicólogo-psiquiatra, lo tengn admintido como médico, pero como ya el campo es lo psíquico, ahí ya no entran… todavía estamos como en la antigüedad, separando la Psique (lo mental o anímico) del Soma (lo físico, corporal).

      Salud para ti y los tuyos.

  3. Ya sabes que tienes todo mi apoyo, Silvano.

    Menuda forma de defender a un colegiado!Vaya mundo este! Un mundo donde reina lo que ellos llaman “libertad” que sólo lo es para el dinero y las empresas, pero donde molestan los hombres verdaderamente libres como tú al que quieren poner vallas.

    Un abrazo y a seguir trabajando.

    Entre todos derribaremos esas vallas!

    Carmelo Santolaya.

    • Muchas gracias, Carmelo por tu apoyo. No sé si, realmente, se trata de derribar barreras, pero sí veo claro que mi manera de vivir la Salud y la Enfermedad no a variar por ninguna dificultad que, en forma de principios, intente que mi actuación sea de otra forma radicalmente diferente a mis convicciones.

      Salud para ti y los tuyos.

  4. La gente que no quiere saber más alla de lo que es capaz de ver o tocar, que sepa que ha desperdiciado una vida entera.
    Yo confio en ti.

  5. Un abrazo amigo. Soy medico de los otros, pero te conozco bien y se que lo que haces lo haces con todo tu corazon y ciencia. Al final el acto medico es el encuentro entre una confianza y una conciencia, y de eso hay y no hay en todos los estamentos. Emocionante entrada de tu hija !, que orgullo. Otro abrazo.

  6. Sin duda alguna, eres un gran sanador. Ya no te voy a decir ni médico, porque parece ser que un médico solo puede ejercer la medicina que le enseñan en la carrera…así que tras 24 años de experiencia contigo, agradezco que no seas médico. Agradezco que decidieras dejar esa medicina fría y buscar alternativas. Agradezco que te dediques por entero a las personas cuando estás en consulta (y me toca agradecer que también lo hagas cuando no lo estás). Agradezco que no me hayas metido mierda en el cuerpo, y que respetes si yo decido hacerlo. Agradezco que respetes mi ritmo, mi espacio, mi manera de ser y sobre todo mi manera de actuar. Agradezco que contestes todas las veces necesarias a mis preguntas. Agradezco que me informes, aconsejes y me dejes tomar mis decisiones. Agradezco que ante las adversidades, sigas en consulta y sigas proporcionando ayuda a todo aquél que acude a ti. Agradezco que no tengas miedo (o por lo menos, que no sea más fuerte que tú).
    He vuelto a leer los testimonios que publicaste en la web… Qué mejor manera de saber si algo funciona o si no, que ver lo que opinan aquellos que lo han probado… He dejado de leer en el testimonio de una pareja (son dos) que lleva tres décadas viéndote. Me lo han dicho todo. Si en treinta años, no tienen queja de ti…

    Yo en 24 tampoco la tengo, pero mi opinión es subjetiva… Tan subjetiva, que gracias a ti yo estoy donde estoy. Gracias a ti, quiero ayudar. Gracias a ti, aumentan mis ganas de seguir tu camino (a mi manera, pero sin conformarme con el camino que esté marcado). Gracias a ti, soy mejor persona de lo que era. Gracias a ti, me conozco. Gracias a ti, vivo.

  7. Hola Silvano,

    no perdería mucha energía, ni tiempo en estos desazones.

    Creo firmemente en que cada persona debe ser responsable de sus decisiones, y que nadie, ni gobierno, ni estado y mucho menos el Colegio de Médicos va a poder ser su papa o mama para decirle que debe o no debe hacer.

    El Colegio es un mensajero, y la persona que te puso una demanda, una persona con un concepto proteccionista extraño, me suena más a falta de información y sobre todo a “arrogancia pasada de moda”.

    Te animo a que continues con tu trabajo, ayudando desde otra perspectiva, desde otra vía, entendiendo que hay personas que están cómodas y que quieren que las cosas a su alrededor sean como ellos quieren, pero que hay otros que no vamos a seguir sus reglas, seguiremos las que nosotros queramos, en mi caso seguiré acudiendo a ti.

    Un abrazo

    Jose Antonio

    • Hola, Jose. Comparto tu visión hacia adelante. Lo que tengo claro es que siempre voy a seguir mis convicciones, sean o no probadas por la estructura de turno…, aunque, en estos momentos, el estamento “Ciencia” tiene mucho peso en la sociedad.

      Salud para ti y los tuyos.

  8. Hola Silvano:
    Al leer tu escrito y como siempre he sentido que todos estos estamentos (dígase colegio de médicos…) están formados por individuos que no tienen concepto de globalidad y que están continuamente alimentando sus grandes mentes.
    Dicho lo anterior no es posible argumentar nada contra ellos ya que sería como darle de comer caviar a los cerdos… lo mejor es dejarles y seguir con nuestro camino ya que cuando se funciona desde el Ser no existe ataque.
    Con todo mi cariño.

    Tessa.

    • Buenas noches, Tessa. No tengo intención de enfrentarme al estamento médico, claro. No tiene sentido hacerlo. Continuaré con mi camino, como siempre he hecho.

      Gracias por tu comentario.

      Salud para ti y los tuyos.

Responder a joseantonioespinosa Cancelar respuesta