San Valentín

(imagen tomada de aquí)

Hoy en día, cuando cada día del año se ha reservado para "celebrar" o recordar algo (día del cáncer, de la amistad, de los hijos…) parece que sigue estando de actualidad el día de los enamorados, y es a San Valentín a quien se le ha otorgado el privilegio de representar esa cualidad humana: el amor de pareja.

A nada que tengáis curiosidad sobre el origen de esta tradición y consultéis con "San Google", os enteraréis no sólo del inicio de esta celebración sino también en cómo en los diferentes países y culturas se celebra esta efemérides. Y como está en vuestras manos hacerlo, sólo dejo aquí el enlace a dicho buscador.

Voy a detenerme en el hecho de regalar algo a la persona de quien estamos enamorados. Es un clásico de este día el que la persona enamorada regale algo a la persona amada. ¿Cuál podría ser el mejor regalo?

 (imagen tomada de aquí)

  • En primer lugar, no ser una media naranja en búsqueda de otra media naranja. ¿Sabéis qué sucede cuando dos medias naranjas se unen y se frotan? Surge el zumo y las dos medias naranjas pierden su esencia.
  • El mejor regalo sería llegar a construirme como una naranja enterita, con capacidad de rodar por el camino, y poder así compartirlo con otra naranja completita rodando a su vez por el camino.

 

 

(imagen tomada de aquí)

Está bien agasajar al ser amado (unas rosas rojas, una sortija, una cena romántica…), pero no estaría de más facilitar el que cada uno de los dos miembros de la pareja se conozca a sí mismo para llegar a completarse como unas naranjas maduras y autónomas para poder decidir, a continuación, compartir el camino… con una mayor garantía de éxito en la empresa.

Si quieres, aquí tienes el enlace donde explico el procedimiento de cara a adquirir esta información. Aunque el texto de esa entrada lo orienté hacia temas de salud, la finalidad del conocimiento de uno mismo es conseguir mi mejor colocación en la vida, lo que propiciará que mis decisiones y posicionamientos sean los más adecuados para mí.

Salud para ti y los tuyos.

 

Anímate a compartir tus opiniones