Sanación

Aunque la mayor parte de vosotros podéis ya saber a qué me dedico profesionalmente (si habéis leído la pestaña de “Presentación”), voy a explicar un poco más detenidamente el aspecto más práctico de todo esto en mi consulta diaria.

Cuando viene una persona por primera vez a mi consulta (sea por el tema que sea: un síntoma físico, un dolor emocional, dudas existenciales), le propongo construir la base de un proceso, el de su autoconocimiento. Esto es como abrir un escaparate donde se van a ver distintas cuestiones que cohabitan en la persona y que están en relación con lo que le trae a la consulta.

La continuación o no en este proceso sólo depende de la propia persona, pues considero imprescindible lograr que cada ser humano se haga plenamente responsable de su estado de salud o de enfermedad… Mi opinión personal es que a todos nos vendría muy bien un punto de reajuste, un pase por el taller, un mantenimiento, de vez en cuando…

El proceso de Sanación comienza en el mismo instante en el que una persona llama por teléfono o decide acudir a consulta. En ese momento, se establece ya una interacción entre el Sistema energético de la persona y su proceso de Sanación, de reequilibrio. Pues eso es de lo que se trata, precisamente: promover un punto de mayor equilibrio en los diferentes planos de la persona (cuerpo físico, cuerpo etérico o energético, cuerpo emocional, cuerpo mental y los diversos cuerpos más sutiles: cuerpo causal, espirituales…) y en los diferentes planos mencionados entre sí.

Ya en consulta, tras una breve entrevista de acogida en la que pregunto y escucho sobre el motivo de la consulta, vamos a buscar en la historia de la persona cuestiones que están relacionadas con lo expresado al comienzo de la entrevista.

Dependiendo del motivo por el que se haya consultado, y de lo vivido por el individuo, será crucial buscar sucesos, vivencias, conflictos en su “Sistema Familiar”. Las cargas que llevamos en nuestros inconscientes por el hecho de pertenecer a una familia concreta son muy diversas, y pueden localizarse a través de la exploración del árbol genealógico de la persona (ver las entradas que he colgado en relación al árbol). Esta información nos facilitará trabajos específicos más adelante…

Una vez tomados todos los datos iniciales posibles, el trabajo en consulta se realiza, habitualmente, con la persona tumbada en un cómodo sofá en una posición prácticamente horizontal, durante aproximadamente 30 minutos.

Observo, a continuación, por dónde comenzar el trabajo, pues cada uno en cada momento tenemos diversas posibles puertas de acceso (el trabajo puede ser muy físico, de contacto, o más energético, más sutil) y considero respetar la mejor puerta de entrada para cada ocasión.

Durante el tiempo del ejercicio, la persona debe estar atenta a lo que vaya sucediendo, a lo que su cuerpo (el inconsciente habla a través del cuerpo), intentando mantenerse en una actitud de escucha permisiva con cualquier realidad que se le dé vivir (tanto venga agradable, extraña o incluso desagradable).

En mi anterior etapa, dejaba que el proceso se realizara en silencio, pero ahora procuro interaccionar más conscientemente de cara a aprovechar mejor las informaciones (en forma de sensaciones) que la persona muestra.


¿Qué es lo que se desencadena? Pues que el propio Sistema energético de la persona comienza a “moverse”, a “decir” cosas, a través de sensaciones, percepciones de cualquier catadura (movimientos viscerales, tics, hormigueos, oleajes de energía, luces de colores, sensaciones emocionales, imágenes…).

Yo no sé hacia dónde va a “dirigirse” el proceso de Sanación, pues es el propio Sistema energético de la persona, el inconsciente, quien determina sus prioridades y va a mostrar la realidad que necesita ser identificada (por la persona) y él mismo va a reconducirla hacia una posición de mayor equilibrio. Siempre sucede de la misma manera… La consecuencia de este proceso es, sin duda alguna, un estado de mayor bienestar.

En la medida que dejamos que el inconsciente de la persona hable, y encauzamos esa información, el propio cuerpo va modificando sus “señales”, sus sensaciones, verificando o no si la interpretación usada durante el ejercicio va por la línea correcta…

Una vez concluido el trabajo en el sofá, si hay algo que aclarar o reforzar, se hace, y se le aporta a la persona la información necesaria para que, a continuación, haga su parte del trabajo en su vida cotidiana, pues no hay que olvidar que el conflicto de la persona no está dentro de la consulta sino en “su vida”, y ahí no está el terapeuta de turno para decidir por ella a cada instante.

El primer contacto ya se ha realizado. Su duración ronda ahora entre hora y media y dos horas. En la anterior forma de actuar, esta primera parte la unía a la siguiente, la que voy a describir a continuación, pero el resultado era un macroencuentro de más de tres horas, en el que muy frecuentemente se salía con cierta saturación de datos.

Ahora, para seguir ayudándole a la persona, para que posea más información sobre sí misma de cara a cuando, en su vida cotidiana, le toca tomar decisiones, actuar, elegir…, le cito a un siguiente encuentro en el que le doy una serie de informaciones sobre las herramientas que posee, a través de la Carta Astral y el Diseño Humano.

Esto son sólo datos que la persona debe escuchar (cuanto más atenta mejor) pero no se le pide que tenga fe ciega, que crea como dogma de fe en aquello que se le va diciendo. Se le indica a la persona que sea, luego, ella misma quien explore abiertamente con esas herramientas hasta que pueda comprobar, por sí misma, la validez de tales informaciones. Sólo deben tomarse, en un principio, como meros puntos de referencia a la hora de vivir, hasta que la persona comienza a gestar su propia sabiduría en lo cotidiano.

Este segundo encuentro dura también entre hora y media y dos horas, dado que se describe el Diseño Humano de la persona ampliamente.

Si la persona decide hacer uso de la consulta en algún otro momento, ya la información la dirijo hacia el contenido de su Carta Astral, para ver en qué escenario de la vida de la persona es necesario que enfoque su atención: allí veremos qué arquetipos de energía planetaria comienzan a “bailar”…, y veremos, a la luz de su Diseño Humano (ya, al menos, teóricamente asimilado) cómo sería la mejor manera de vivir ese movimiento planetario.

Hay personas que están interesadas en recibir sólo este segundo aspecto de las visitas, el mero enfoque intelectual de las herramientas, de los recursos constitucionales que poseemos (la descripción de su Diseño Humano), y esa descripción la grabo en audio. Esta grabación, junto a los mapas de la persona, se la envío a su dirección de correo electrónico para que la pueda reescuchar cuanto necesite.

Algunas personas piden sólo esta parte del trabajo y no pueden acercarse al Centro, generalmente por vivir lejos. Para este tipo de situación, he organizado una manera de establecer contacto vía blog-correo electrónico; y, a través de un servidor de internet, le envío por correo electrónico un enlace a un archivo sonoro en el que realizo esa descripción. Así, la persona interesada puede descargarlo en su ordenador y oírlo todas las veces que lo desee.

En una siguiente entrada, describiré el fenómeno de la Reconexión.

Salud para ti y los tuyos.

30 pensamientos en “Sanación

  1. Como me has invitado a volver si lo deseaba pues en primer lugar gracias por tu invitacion y decirte que como se cura a una persona que está por ejemplo irradiada o contaminada por cualquiera de la miles de causas que hoy producen miles de enfermedades causadas por multiples envenenamientos sean quimicos radiologicos y un largo etc

  2. ¡Hola, Arturo! No te puedo decir que un tejido que está maltrecho por un tóxico potente o por una irradiación intensa tenga una fácil solución. Pero tampoco se puede afirmar que sea imposible ayudar a restablecer un punto de mayor equilibrio en esa persona.

    El proceso de Sanación que se podría poner en marcha potenciaría la propia capacidad que le quede al organismo lesionado para recuperarse de la enfermedad, a la vez de potenciar sus defensas frente al entorno agresor (sea un factor material o una relación personal) y enseñarle, según su característico manual de instrucciones, cómo debería situarse en su vida.

    En la mayor parte de las veces, las personas afectadas por tal o cual factor externo son personas que poseen una predisposición (genética, sistémica, ancestral, kármica…) que se activa cuando no viven de acuerdo a su Ser interno. Por eso es fundamental, a la vez de poder facilitar la disgestión de su cuadro, enseñarle a colocarse en su mejor manera de vivir, frente a las diversas situaciones…

    Muy pocas veces el abordaje es unifactorial. Cuando el cuadro sí lo es (algo provocado por un solo factor) y se toca la tecla adecuada, independientemente de la terapia utilizada, se da una resolución espontánea, como les gusta llamarla a los comités de sabios científicos, cuando no saben qué ha pasado con una enfermedad que desaparece súbitamente…

    Salud para ti y los tuyos.

    • Gracias por tu atenta.
      Si, entiendo tu ultimo párrafo, porque ademas es asi.
      Tambien entiendo el primero.
      Tambien el segundo.
      En el tercero cuando dices de acuerdo con su ser interno, esto en nuestra sociedad es dificil de conseguir siempre hay causas que perturban, ademas que vivimos contra natura

      • ¡Hola Arturo! ¿Quién dijo que era fácil nuestra experiencia en la Tierra? Otra cosa es que puede llegar a ser muy simple. La condición es que estemos, en la medida de lo posible, atentos a nuestro resonar interno.

        Lo que ocurre, y eso lo vemos claramente en Diseño Humano, es que cada cual tiene vocecitas diferentes y desde sitios distintos: unas personas son emocionales, otras intuitivas, a otras les toca plegarse al puro deseo, a otras les debe guiar su convicción férrea en nos principios… Y, entre todo ese galimatías interno, anda suelta “la loca de la casa”, nuestra mente, provocadora de más de un desaguisado…

        Por eso, mi interés en dar a conocer que cada uno de nosotros debemos seguir la información más adecuada pora nosotros mismos, y que cada uno tenemos el sitio concreto donde “escuchar” de la mejor manera esa información interna. Y te aseguro que no hay nada de diabólico ni sectario ni engañufla en todo eso.

        Salud para ti y los tuyos.

          • En mi modo de ver la cosa, el ser humano está “preso” de un sinfín de condicionamientos (familiares, educacionales, culturales, sociopolíticos, religiosos…) que le inducen a calificar algo como “correcto” cuando, en su forma peculiar de ser, no es adecuado vivirlo así…

            Salud para ti y los tuyos.

          • no será que la sociedad es toda ella falsa, que nada es lo que aparenta, que todo está mal montado desde el principio?

          • Este diálogo me recuerda a cuando antes, aquí en Navarra, se mentaba a la Diputación (el gobierno regional de una provincia española, antes de formarse las Autonomías actuales). Se hablaba como si Diputación fuera un ente impersonal, distinto de los grupos políticos que la componían. Y es que “Diputación” no era “nadie”, sino que estaba (como actualmente el Gobierno de Navarra) estructurada, como Administración, por unas personas concretas, por grupos de influencia concretos…

            En el caso que comentamos ahora, yo tengo la convicción de que al ser humano lo ha encarcelado el conjunto de personas que gobiernan el mundo desde tiempos inmemoriales: unas visibles y otras por detrás de las distintas administraciones y corporaciones que mangonean por puros intereses (por mantenerse en el Poder).

            No es que todo esté mal montado desde el principio… Al contrario, yo creo que está perfectamente montado…, pero para una minoría de seres humanos. Si nos vamos a la Historia, podemos observar este tipo de maniobras hasta los tiempos más remotos de nuestra civilización.

            Creo que ya ha llegado, está llegando, el momento de transformar a la Humanidad en su conjunto; y, para ello, veo necesario darle la vuelta a la manga del montaje social en el que vivimos, en el que una minoría se sustenta en la ampulosidad a costa del sufrimiento y muerte de una gran mayoría de la población mundial.

            Salud para ti y los tuyos.

  3. Dices: “lo ha encarcelado el conjunto de personas que gobiernan el mundo desde tiempos inmemoriales: unas visibles……….”
    Conozco esta posicion, me es muy familiar lo que dices, hoy está muy de moda lo que comentas, está en boca de todos, sobre todo de los antisistema, ….. la culpa es de otros, la culpa es del otro, los culpables son ellos, yo soy inocente.
    Pues no estoy de acuerdo, no puedo estarlo porque no es verdad, aqui los culpables somos todos, es verdad que unos mas otros menos pero todos lo somos o sea la culpabilidad está mu compartida. Este deporte facil, gratuito, de dar la culpa a otros es signo de irresponsabilidad por parte del individuo del que lo esgrime.
    Dale poder a un hombre y le conocerás dijo Aristoteles.
    Los que están arriba, los que mandan, muchos, la mayoria vinieron de abajo y cuando estaban abajo se quejaban y cuando llegan al poder hacen lo mismo. De esto da fe la historia tanto actual como la pasada, no se como vas de historia

    • ¡Hola, Arturo! Comparto a grandes rasgos tu planteamiento pero es que no he dicho que los demás no seamos co-responsables del desaguisado de este sistema.

      Lo que ocurre es que las personas que están crónicamente en el poder (con los aparentes visos de alternancia) y urden la trama para que la población siga en la inopia, para mí son mucho más responsables de la actual situación que el resto de personas, que siguen dormidas, siguen sin ver realmente lo que pasa.

      Salud para ti y los tuyos.

  4. Estamos diciendo lo mismo, todos somos culpables pero unos mas que otros.

    Dices:
    “No es que todo esté mal montado desde el principio… Al contrario….”
    y luego dices: “Creo que ya ha llegado, está llegando, el momento de transformar a la Humanidad”.
    Aqui veo una contradiccion., si estuviera bien montado deberia haber dado buenos frutos y una humanidad humana no habria necesidad de hacer la reforma necesaria que tu comentas al final.
    Yo creo que esta mal montado desde el principio., de bien montado como tu dices nada en absoluto y está mal montado por el simple hecho de que la historia de la humanidad es una historia de guerras, quitas las guerras y nos quedamos sin historia.
    Y lo que dices de transformar a la humanidad sepas que la humanidad no quiere ser transformada en su conjunto porque los que quieren hacerlo lo hacen lo hagan los demas o no, la mayoria ya estan bien como estan y no quieren cambiar o sea que de transformar nada.

    • ¡Hola, Arturo! No creo que haya contradicción en lo que expongo (aunque, también, el que esté libre de contradicciones que tire la primera piedra…). El mundo lo veo perfectamente estructurado como para continuar en la senda de injusticia en la que estamos, pero eso no quita para que, en cada momento, se pueda tomar en cuenta el derecho a la libre elección a través del libre albedrío.

      Reconozco que este libre albedrío que comento es una capacidad muy menguada en el ser humano…, pero está, y está para que podamos, no sólo usarla de cara a satisfacer nuestras propias necesidades básicas individuales (que también es legítimo), sino también para facilitar ese proceso evolutivo ascendente a nivel global (empeño en el que estoy actualmente)…, y en el que no crees (según has aseverado en nuestras conversaciones telefónicas).

      También soy consciente de que no se puede obligar a nadie a ser protagonista de un efecto transformador si el propio individuo no quiere. Pero estarás conmigo en que, al menos, es interesante hacérselo ver, dado que la gran mayoría, y no solamente los que están “acomodados” en el actual sistema, desconocen su posibilidad de subvertir ese ordenamiento injusto e inhumano, impuesto sobre la colectividad ancestralmente. Los procesos de condicionamiento social son impresionantes, Arturo.

      Si, una vez el mensaje llega a oídos de alguien, éste no da la respuesta supuestamente “correcta” (generalmente por miedo), no seré yo quien le obligue o insista en que ese individuo tome esa nueva dirección, puesto que mi convicción me dice que no puede haber un proceso de verdadera transformación si partimos de algo diferente a la aceptación (que no resignación).

      Salud para ti y los tuyos.

  5. Pues el mundo esta perfectamente estructurado no para hacer lo que dices de permanecer sino para acabar en el el dia juicio del Apocalipsis. Todo lo que es injusto termina mal, todo lo que es inarmonico no pude durar y nuestra sociedad esta chirriando en inarmonicos como nunca habia chirriado. El mundo puede acabar en cualquier momento en una guerra nuclear. ¿Habian cuando tu naciste 14 naciones con misiles atomicos intercontinentales capaces de mandar dichos misiles a cualquier parte del mundo?cuando tu naciste se conocia la palabra calentamiento global? habian 4.500 millones de automoviles vomitando co2 a la atmosfera? habian 700 centrales nucleares atomicas?
    Sigo con mas despropositos? puedo decirte 500 mas todos de mal en peor.
    Creo que no tocas en el suelo y no te das cuenta de lo que en verdad esta pasando en este planeta

    • ¡Hola, Arturo! Lamento llevarte la contraria pero no creo en los apocalipsis planeados de la forma en la que lo expones. Soy plenamente consciente de la realidad que nos está tocando vivir (sí que toco suelo), con todas esas informaciones que describes y más; pero, a diferencia de ti (y lo digo por lo que tú mismo expresas, pues no te conozco para nada), miro hacia adelante con esperanza, procurando hacer un buen trabajo sobre mí y sobre las personas que estén en mi área de influencia, generando que, cada vez estemos más gente despierta y esperanzada en lugar de dormida, para que seamos capaces de provocar un cambio social interesante.

      Llevados del negativismo/pesimismo que muestras, sí que es inevitable la destrucción, tanto a nivel propiamente individual (¿no has pensado alguna vez en suicidarte?) como, también, la colectiva (¿no has pensado alguna vez en llevarte por delante a un buen número de seres que viven en el despropósito?). Perdona las burradas que acabo de comentar pero vivir una vida desde la negatividad, sólo conduce a una muerte anticipada, y no creo que hayamos venido a este plano vital para vivir ese tipo de proceso…

      Puedes tildarme de utópico o de cualquier otra cosa, pero prefiero enfocar mi vida a través de un sentido constructor de armonía que solamente fijarme en las disarmonías, pues esa actitud, a mi parecer, genera más disarmonía, justo de lo que te espantas.

      Salud para ti y los tuyos.

  6. En contestacion a tu ultimo parrafo te digo que no solo me fijo en lo malo tambien se disfrutar de lo bueno, no me confundas no soy pesimista, soy realista, te hablo de la realidad y tu como bien dices hablas de utopias.
    En cuanto a lo que dices en el primer parrafo no hay cada vez mas gente despierta sino todo contrario sino el mundo no iría como va, ésta es la realidad, estos son los hechos, por mucho que quieras contradecir los hechos son lo que son y no son de otra manera, yo me baso en hechos, tu en sueños. Uno puede presumir en la calle o en internet de ser por ejemplo ordenado., mira, dejame ver tu casa y te dire si lo eres o no. Hechos Silavano, hablame de hechos comprobables por todo el mundo faciles de observar.
    Cuando tu naciste el Amazonas, el pulmon del planeta estaba casi incolume, ves a ver ahora como lo estan dejando los chinos, se estan llevando toda la madera, el Amazonas está arrasado., y no te digo del resto de bosques y selvas del planeta
    Habia mercurio en los mares y en los peces cuando tu naciste?
    No te das cuenta de lo que está pasando en el planeta y ademas me dices a mi que te estoy recordando lo que no quieres ver o sea la realidad de las cosas que soy un iluso.
    Todo el mundo ve que es un caos nuestra sociedad y que nos estamos cargando el planeta.
    Este supuesto despertar que tu crees lo he oido desde el siglo pasado desde la epoca de los hipys y cual es la realidad? pues que cada dia estamos peor, vamos de mal en peor.
    Cometes dos errores., no ver la realidad y cuando te lo recuerdan decirle a éste que no sabe de que va. Estos errores cuestan caros, se pagan

    • ¡Hola, Arturo! Me alegra saber que también disfrutas de las buenas cosas que tiene la vida. Sigo diciendo que, si simplemente identificas la realidad, con todos sus nubarrones (y nolos niego, no estoy ciego), es muy complicado modificarla (por lo menos, si quieres que esto cambie…).

      Si quiero que algo cambie, primero habrá de cambiarse en mi interior; y, por eso, miro hacia algo que tú puedes calificar como inalcanzable, utópico, cuando lo coloco únicamente como punto hacia el que quiero llegar. Yo soy consciente de que en el actual estado de las cosas, en términos generales, la situación no pinta bien; pero, repito, mi esperanza en el ser humano me lleva a trazar caminos de cambio.

      Es palpable que tenemos dos maneras diferentes de ver la vida…, pero no me considero un iluso. Si me conocieras, verías que soy muy terrenal.

      Salud para ti y los tuyos.

  7. Sigues insistiendo en la ilusion, tu cambio no es el del vecino de al lado, cada uno cambia a su manera y esto tiene un nombre, CAOS y si este no te va, hay otro, anarquia que es lo que hay en todo ambito., y si estos no te van bien hay otro, libertinaje que no es lo mismo que libertad. Solo hay que mirar la caja tonta para ver que pasa a lo de lejos y en el barrio para lo de cerca. Dices si te conociera….., pues ya te conozco, eres tozudo hasta el infinito y esto tiene un precio que tendras que añadir al precio que estas pagando.
    Los caminos de cambio que tu dices estás trazando si te atreves me los cuentas te los analizo y veras como siguen siendo ilusiones. Eres un soñador. El mundo no se arregla con sueños sea arregla con accion y a esto tu no sabes pasar, solo detentas ilusiones, palabras, sueños.

    • ¡Hola, Arturo! Veo que observamos la realidad desde prismas diferentes, con lo que la realidad vivida por cada uno de nosotros es diferente. Veo también que no eres cosciente de la pertenencia de todos nosotros (y el resto de Reinos de la Naturaleza de este mundo y de los que pueda haber) a un mismo Campo de Energía. Y no me vengas con que vivo en la inopia, porque la Física de vanguardia va por esa vía. No existen realidades aisladas, todos nos interconectamos, lo creas o no.

      No voy a contarte más de lo que puedas leer sobre mí en el blog para que tú puedas hacer un análisis sobre mi persona. No me interesa. Te sigo diciendo (y mi intención es que sea la última vez) que no soy un soñador. Me da igual si lo crees como si no. No voy a utilizar más energía en este diálogo de sordos.

      Tampoco creo que seas muy objetivo al afirmar que no paso a la acción pues, repito, no me conoces. En cambio, sí me gustaría saber (dado que loplasmas como la solución de los problemas actuales) tu óptica de las acciones que, según tú, son las más adecuadas para darle un cambio a este mundo en el que vivimos.

      Lo único que, viendo hacia donde se está dirigiendo este diálogo, no sé si tiene mucho que ver con el título del texto de más arriba…

      Salud para ti y los tuyos.

  8. A veces dices cosas con sentido, estoy de acuerdo en que el cambio tiene que hacerse como dices empezando desde dentro cada uno, pero, hay un pero, para hacer el cambio a mejor que tu preconizas son necesarias tres premisas sin las cuales el cambio no se hará.
    En primer lugar, un buen proyecto, pero bueno de verdad no vale cualquier cosa, en segundo lugar un buen liderazgo, y en el tercero gente capaz de distinguir los dos primeros y quiera colaborar. Las tres premisas no existen.
    He analizado todos los antisistema de la historia pasados y presentes y todos carecen de estas tres premisas sin las cuales el cambio no será posible., este mismo hecho explica e indica claramente que nadie ha podio arreglar el mundo en el pasado y menos será en el presente.

  9. Querido Silvano:
    Sigo buceando por las diferentes secciones y esta me ha gustado mucho”La sanación”, aunque luego ha derivado en un toma y daca con el tal “Arturo”, ja.ja…me recuerda cuando tenía 14 años y quería convencer a toda mi familia de que los OVNIS eran naves extraterrestres. Después de unos cuantos años y muchos libros me calmé y ahora vivo mi proceso como yo deseo y respeto profundamente como lo quieran vivir los demás. Arturo puede ver la vida como lo desee y Silvano también.
    Personalmente, y por ceñirme al tema de La Sanación, la descubrí a través de la imposición de manos en Pamplona durante unos años, y después durante 6 años en mi experiencia comunitaria en Argentina. La experiencia energética hay que vivirla, nadie te la puede contar, y no sé si hay algo más hermoso que “servir” de canal a la Energía Universal con tus manos al cuerpo de otro Ser Humano. Son experiencias inolvidables.

    • ¡Hola, Ester! Qué interesante parece haber sido tu experiencia vital… Tienes toda la razón en cuanto a que, en el orden espiritual, todo es correcto. Cada cual puede vivir la vida como la sienta y tiene todo el derecho del mundo a trazar su propio camino. Lo único que variarán son las consecuencias en este plano; pero, visto desde un plano superior, también el nuevo camino será perfecto.

      Lo que ha ido cambiando en mí ha sido la forma en la que he contribuido a la Sanación de los demás… Sólo la técnica es la que cambia. Al final, lo más importante en el proceso me parece que es la intención y la presencia… Las técnicas nos pueden facilitar sintonizar de “mejor” manera con la realidad de la otra persona, entrar por el resquicio que la otra persona deja… Luego, es la persona que acude la que verá si resuena con tal o cual sanador, con tal o cual procedimiento…

      Salud para ti y los tuyos.

      • Estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión. Yo he vivido la sanación desde la entrega de mi canal a esa Energía Universal (neutra) que necesita ser “activada” a través de mí como si fuera una pila, para ofrecerla desde el Amor, y dejar que “opere” sobre las personas a nivel del cuerpo energético, desencadenando “lo que tenga que ser”.

Responder a Arturo Cancelar respuesta