¿No me Recuerdas?

Mi querida prima Susana (gracias por compartir) me ha enviado un vídeo que resalta lo que constituye uno de los problemas de la sociedad “desarrollada” que habitamos. Aunque esté cometiendo ahora mismo un acto de “destripe” del vídeo (es más impactante cuando el espectador no sabe de qué va…), no me resisto a realizar un comentario sobre este mal del “desarrollismo tecnológico” del ser humano “moderno”: Alzheimer.

Es interesante (por describirlo con un término comprensible y respetuoso) observar cómo se están derivando ingentes sumas de dinero a investigar una enfermedad como esta pero, a la vez, no se actúa frente a sustancias que se han relacionado con ese tipo de degeneración neurológica, como el Aspartamo, el Glutamato, el Aluminio

En las vacunas (al menos en algunas) es clásica la utilización de Hidróxido de Aluminio como aditivo estimulante de la inmunogenicidad de las personas que se las ponen. Cuando preparé una charla sobre vacunas, localicé en la Red información sobre el tema y tengo tablas del contenido de Aluminio y otros coadyuvantes peligrosos en diversas vacunas vigentes legalmente… Quien quiera oír que oiga…

Este mismo año, la Europa en la que nos estamos organizando y en la que depositamos nuestra confianza aprobó la utilización de Alúmina para tratar las aguas minerales que tengan residuos de fluor para que puedan ser acreditadas para consumo humano como minerales. Intentarán que haya el menor residuo posible de Aluminio en las aguas embotelladas… (increíble pero cierto).

El Aspartamo es un edulcorante que forma parte de prácticamente todos los alimentos vendidos como dietético, sin azúcar… Para quien quiera entretenerse (informarse) un poco, aquí le dejo material para empezar a tomar conciencia de lo que la población está ingiriendo confiando que es “sano”.

Es interesante leer sobre el proceso de legalización del Aspartamo por la FDA americana, esa especie de cosa grande que, hipotéticamente, vela por la salubridad de los alimentos y los medicamentos…

El Dr. (neurocirujano) Russell Blaylock es un “cruzado” en la labor de concienciación sobre los efectos perniciosos de lo que se denominan “excitotoxinas”, entre las que se encuentran el Glutamato, ese potenciador del sabor que se utiliza como aditivo alimentario y suele ser el causante del Síndrome del Restaurante Chino, dado que en la cocina lo utilizan con fruición… Si queréis ver algún vídeo de este médico consecuente…

En fin, que la Industria lo copa todo (en este caso en su vertiente alimentaria) y está visto que no sabe de escrúpulos frente a la nocividad de sus productos. Nos toca, pues, organizarnos a los propios consumidores y exigir nuestro derecho de poder adquirir alimentos en condiciones de salubridad. Es necesario saber que los aditivos (esos letras seguidas de números, como el E-951 que es el Aspartamo) pueden disimularse con diferentes nombres, como en el caso del Glutamato (su variedad es interminable) para despistar al personal que va a buscar que en la lista de ingredientes no esté la palabra exacta glutamato y se quedará tranquil@…

No es cuestión de caer en paranoias, pero sí de estar vigilantes ante lo que comemos. Aunque se sale del tema de hoy pero…, os lanzo una preguntita: ¿sabéis que en vuestra cesta de la compra lleváis alimentos de origen transgénico sin saber que los estáis comprando? Nuestra querida Europa (y acto seguido son nuestros propios legisladores quienes siguen “a pie juntillas” sus decisiones) permite que eso suceda sin mover ni un pelo del bigote.

Salud para ti y los tuyos.

2 comentarios en “¿No me Recuerdas?

Anímate a compartir tus opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.