Saludable vs. Científico

¿Es correcto emplear en la práctica médica sólo lo que la Medicina convencional califica como terapéutica comprobada científicamente?

A nada que hayas leído algo de este blog, ya sabrás que la pregunta anterior es pura retórica, dado que, para mí, existen incontables procedimientos saludables que no han tenido, por ahora, la posibilidad de pasar la criba que el método científico exige antes de ser aceptado por la comunidad científica.

Pero la realidad es más terca que la sinrazón, aunque ésta tenga el apoyo de todo un sistema que se niega evolucionar. Y, lo más triste, que impide que la población pueda elegir libremente en qué manos poner su salud y mediante qué procedimientos.

Para muestra, traigo de facebook este vídeo tan interesantísimo de lo que se puede llegar a hacer…, y que a más de uno le daría una taquicardia paroxística permitir que eso sucediera en este bendito país.

Si sigues este enlace, verás también cómo en un país como el Reino Unido, que no se puede tildar como insensato, se está preparando el que los médicos allí puedan prescribir, atención, lecciones de arte, música, danza y canto. ¿Estarán locos? ¿Se ha detectado una epidemia de pseudociencia en el Reino Unido?

A continuación, te presento dos opiniones de personas que, así como yo y como quienes critican las actuales tendencias de utilizar diversos procedimientos en el arte de sanar, poseen una formación científica, pero que, como yo y otros miles de médicos españoles, defienden otro tipo de acercamiento al ser humano que acude a nuestras consultas. 

(Me he permitido modificar levemente los dos textos respecto a la conformación de párrafos y algún tema de puntuación)

Pilar de la Cueva (ginecóloga)

Qué vergüenza. Casi da vergüenza ser médico en este país… y mientras, una clínica aquí en España ofrece cesárea a la carta para quien quiera, porque le apetece, pero eso no es pseudociencia. Operarse así por capricho… aumentar el riesgo de un nacimiento normal para una mujer y para su bebé. Por ejemplo… recibir ofertas de dinero de la industria farmacéutica para poner tratamientos innecesarios cada día en mi consulta… Pero eso no es pseudociencia.

Que muchos hospitales sigan teniendo protocolos obsoletos completamente en la atención a muchas áreas de la salud, y especialmente al nacimiento… que no se cumplan los protocolos científicos actualizados basados en la evidencia. Eso tampoco es pseudociencia.

Ayer, mi hijo obligado a rellenar unas respuestas por la profesora sobre pseudociencias que mezclan cosas de todo tipo incluido el psicoanálisis, … humillados en clase si opinan cualquier cosa o se plantean cualquier duda respecto a algo que no sea el dogma. Incluso por hacer preguntas…

No quiero pensar en la generación que viene, si se dejan realmente unificar en un pensamiento dogmático uniforme sin poder cuestionarse nada… y basado en creencias. O en intereses políticos y económicos. Espero que los jóvenes despertéis un poco por favor… Sois el futuro de la humanidad.

Todo no es científico, por supuesto. Todo no es cierto, por supuesto, tanto de un lado como de otro. No todo se puede medir o evaluar con los instrumentos que tenemos actualmente en la ciencia. hace no tanto hubieran catalogado como pseudociencia las ondas de radio o la comunicación entre móviles… Pero, para eliminar cosas que no dañan y ayudan a muchas personas, antes hay que limpiar la casa por dentro… para prohibir pensar por sí mismos a nuestros estudiantes, primero hay que tener integridad y un poquito de conocimiento científico.

Para impedir que las personas hallen alivio en terapias que se pueden añadir a otros tratamientos hospitalarios convencionales, complementarias y no alternativas… sin entrar en conflicto… primero hay que dejar de estar sobornados por la industria farmacéutica o corrompidos por el poder político.

Qué triste todo.

Espero que podamos tener un poco de lucidez la mayoría de la gente que no tiene un concepto radical de la salud y el bienestar, y que aún le gusta que alguien le ponga una mano en el hombro como consuelo terapéutico incluso en una consulta, que eso también debe ser pseudociencia…

Un rayo de esperanza. Dirijo un trabajo de investigación de los alumnos de Medicina que han elegido, por ejemplo, el apoyo del agua como elemento durante el parto… Un compañero en el "comité endometriosis" comparte las experiencias de sus pacientes con terapias alternativas o complementarias diversas. La psicóloga de mi hospital dando una sesión clínica de mindfulness a todos nosotros, o yo misma hablando de las habilidades de comunicación. Publicaciones de Biodanza en marcha con resultados científicos incuestionables.

Otros países incorporando distintas formas de tratamiento que se combinan con la cirugía o los fármacos para el bienestar de la persona y sobre todo para respetar la libertad. Yo me niego a ser médico en una sociedad robotizada y totalitarista. Seguiré trabajando como crea que debo hacer en conciencia. Con la Ciencia en una mano, y el sentido común, la afectividad y la empatía en la otra. Y si quieren que me echen.

 

Dra Manuela Cuevas Expósito.

ATAQUE A LAS MEDICINAS COMPLEMENTARIAS / INTEGRATIVAS 
= ATAQUE A LA LIBERTAD INDIVIDUAL Y DERECHOS HUMANOS

Soy médica, tengo 59 años. He vivido la dictadura franquista en España, la llegada de la democracia con verdaderos aires de renovación en los años 80. La mejora en las instituciones y por ende en la sanidad pública con arraigo profundo en medicinas preventivas y la mejora en la enseñanza y la apertura en el acceso a la Universidad de las clases sociales más desfavorecidas.

Éste es mi caso, hija de emigrantes andaluces en Catalunya, obtener el acceso a una carrera universitaria, en este caso Medicina, fue un verdadero ejercicio de democracia y de igualdad de oportunidades para las clases más desfavorecidas.


Llevo más de 30 años ejerciendo Medicina e integrando en este ejercicio, medicinas de diferente visión en el concepto de salud y enfermedad a la medicina convencional. Medicina homeopática, antroposófica, natural,… Medicinas que buscan sanar creando salud, sin agredir al organismo, buscando la colaboración del paciente…, verdadero protagonista en el proceso curativo.


Curar es equilibrar al ser humano en todas sus capacidades, dando claridad mental, equilibrio emocional, impulso para la vida… Curar es dar los instrumentos al ser humano para cumplir su destino desde la libertad personal y el respeto a los que lo rodean… 
¿Y este tipo de curación que lleva a favorecer la independencia y autonomía del paciente interesa en la sociedad actual?


Medicina y sociedad siempre han ido de la mano. ¿Y qué pasa cuando las estructuras políticas y sociales buscan esclavizar y las personas buscan medicinas para liberarse? Mientras hemos accedido a unos pocos pacientes, se nos ha ido tolerando. Pero, en el momento actual, que más del 60% de la población accede a las medicinas integrativas, hemos comenzado a ser molestos para ciertas instituciones y mercados financieros.


Llegados a este punto, se ha despertado el dragón. Con toda su ferocidad ha comenzado el objetivo de ataque y aplastamiento de estas medicinas que han calificado de “pseudociencias” y se les llena las fauces cuando pronuncian "ciencia" y enarbolan la bandera de la verdad científica. 


Para la guerra ya no hacen falta armas, su arma más eficaz son los medios de comunicación y la palabrería denigrante en ellos vertida. La repetición automática de frases en negativo saben que provoca un efecto de programación en la masa media. Ya nos lo han vendido todo de esta manera. Lo que hemos de pensar, cómo hemos de educar a nuestros hijos, cómo hemos de vivir, cómo llegaremos a ser felices… cómo hemos de tratar nuestra salud, qué se nos permite hacer o no hacer para curarnos…


Si se observa la cara de este fenómeno, da miedo, este chip que se nos instalaba en el cerebro en las películas futuristas ya nos lo han puesto. 
Por lo tanto, si no utilizamos el método científico para observar y aprender de estos ataques, cualquier tema de importancia para nuestras vidas, nos será vendido primero, después vetado, prohibido, perseguido y castigado.


Lanzo esta reflexión para el público en general; en mi opinión el ataque a las medicinas integrativas es un indicio del ataque a la libertad del ser humano y la pérdida consecuente de sus derechos.

Y, por hoy… ya vale.

Salud para ti y los tuyos.

 

Anímate a compartir tus opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.