El Tiempo

EL TIEMPO

El tiempo pasa muy deprisa, ¿no? Hace que nada tenía la intención de escribir sobre el comienzo de año y ya veis… Hasta ha pasado San Valentín, que era otro de los motivos como para escribir una entrada. Y, si me descuido, nos plantamos ya en primavera…

Del comienzo del año quería expresar las diversas perspectivas que se pueden ver/oír por ahí (de San Valentín, ya escribiré en otro momento):

  • En primer lugar, desde el punto de vista del ciclo solar, el año nuevo comienza con los primeros vestigios de que el astro rey de nuestro sistema planetario inicia su andadura ascendente. Y eso sucede tras el “solsticio de invierno”, hacia el 21 de Diciembre (dependiendo de cada año). Aquí habría que decir algo sobre los diversos calendarios que ha habido en esta parte del mundo (calendario juliano, gregoriano…), pero no me voy a dirigir hacia esta bocacalle y sigo con la vía principal.
  • Siguiendo con la Astrología, el arquetipo inicial por excelencia es el signo de Aries, ese motor de arranque irreflexivo que arremete hacia la vida en pos del deseo más primario… Este año será con el inicio del día 21 de Marzo.
  • Luego, tenemos el tradicional evento de nuestra sociedad con el inicio del año, el 1 de Enero. Y aquí podemos reconocer que es la versión más extendida y que más adeptos tiene entre los seres humanos.
  • En Diseño Humano, un sistema de información muy interesante que utilizo en mis trabajos de acercamiento y comprensión de las personas que acuden a mí, tanto para terapia como para conocerse mejor, el inicio del ciclo anual está marcado por el paso del Sol por la puerta nº 41 del mapa de diseño humano, el 22 de Enero. Este momento tiene su lógica puesto que esta puerta 41 se relaciona con el único codón genético humano con capacidad de iniciar algo.
  • En el calendario chino, y no hay que desdeñar la gran cantidad de personas incluidas en este ámbito cultural, el inicio del año está señalado por la 2ª luna nueva tras el solsticio de invierno. Este año será el 5 de Febrero.
  • El año nuevo islámico basado en los ciclos lunares, lo marca el inicio del mes llamado Muhárram, aunque esta fecha fue designada por el califa Omar en el año 637 de nuestra era, haciéndolo coincidir con la primera luna nueva tras la llegada de Mahoma a Medina.
  • He mirado de reojo el calendario maya (tan nombrado a finales del 2012 por el acabarse un ciclo de cuentas largas de 5.200 tunes, unos 5.125 años) pero, al tener muchas maneras de medir el tiempo, con ciclos cortos y más largos…, lo dejo ahí un poco “en el aire”.

Las diferentes posibilidades (al menos, las que conozco) ya está descritas. Ahora, a lo que importa, que el inicio de una etapa es la oportunidad de comenzarla con una esperanza, unos objetivos a alcanzar durante la misma…

Como las fechas clásicas de inicios ya han pasado de sobra…, me quedo con el inicio del año astrológico, con la fecha del 21 de Marzo (recién pasadito mi cumpleaños), aunque cada cual puede elegir dar paso al plan “B”: cada mes tiene su inicio, cada arquetipo astrológico tiene su inicio, cada semana, cada día…, tienen sus propios inicios. Hoy mismo, hace un momento, acabo de contemplar una luna llena preciosa que está transitando por el signo de Virgo, por lo que el Sol ya está recorriendo el signo de Piscis (este año prontísimo, un día 19, y no el 21 clásico).

Dado que Virgo y Piscis son mis dos signos más importantes (el primero está en mi Ascendente y el segundo es mi signo Solar), estoy por quedarme, pues, con este plan “B”.

Salud para ti y los tuyos.

Anímate a compartir tus opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.