¿La Inmunidad es un Juguete? (3)

INVESTIGACIÓN

Siguiendo la estela de las entradas anteriores (enlaces 1, 2, 3), voy a dar un  paso más en esta misma dirección. Voy a comenzar a comentar lo que está sucediendo con la investigación sobre la inmunidad.

Tras intentar artificialmente desarrollar una mayor capacidad inmunitaria en las personas (por ejemplo, con las vacunaciones generalizadas), una de las cosas que se ha conseguido es una mayor sensibilidad/excitabilidad del sistema inmunológico, con las apariciones de estados de lucha inmune mantenidos, una actitud continua de lucha interna.

Consecuencias más evidentes:

  • Aparición de alergias a lo largo y ancho de la humanidad. En España la prevalencia de la alergia es del 30% de las personas, y en el mundo (30-40%) está afectando sobre manera a los niños en las dos últimas décadas. (Puedes leer este informe).
  • Aparición de enfermedades autoinmunes“a cutiplé”. Se calcula que un 10% de  la población española sufre de una enfermedad de este tipo, afectando en estos momentos en mayor proporción a las personas mayores de 55 años. (Mira esta estadística).

Ahora la Ciencia sigue investigando y experimentando con la inmunología, precisamente, para luchar contra este tipo de enfermedades y contra otras, pues parece que nuestro sistema inmunológico no sólo se las ve con los gérmenes sino que también sirve para frenar tumores y otros procesos.

DOLOR ABDOMINAL

Después de provocar (sin pretenderlo, claro) un barrido de los gérmenes presentes y aliados de nuestro organismo con los antibióticos (por ejemplo el helicobacter pylori del estómago), ahora se trata de trasplantar bichitos de las heces de personas sanas, por ejemplo, para rellenar la flora intestinal de personas con enfermedades digestivas (úlceras, enfermedad de Crohn…) como también de alergias, asma…

Primero hacemos el daño…, y luego, sin deshacer el daño, seguimos actuando dando pasos adelante. ¿Hasta dónde llegaremos? Está claro, parafraseando el diálogo de aquella gran zarzuela (“La verbena de la paloma”), que “¡hoy las Ciencias adelantan que es una barbaridad!”

Es evidente que sólo constatar lo que no sirve, una crítica sobre algo…, no es suficiente. Iré presentando, hacia el final de esta serie, mi mejor opción, lo que yo considero que puede ayudar a salir de este atolladero. Una pista: contemplar el hecho de que nuestros cuerpos funcionan y reaccionan desde la información inconsciente que reside en nosotros.

El abordaje de todo ello yo lo realizo a través de la Medicina Psicosomática. Sé que no hay panaceas, no creo en ellas, pero desechar algo por no detenerse a estudiarlo sin prejuicios, no me parece ni medio bien en un entorno de conocimiento, en un ámbito universitario.

(Continuará)

Salud para ti y los tuyos.

Anímate a compartir tus opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.