Réquiem de Mozart en Pamplona

REQUIEM DE MOZART-

Tengo la especial ocasión de agradecer al Universo la posibilidad de cantar próximamente la misa de Réquiem de W.A. Mozart

Las personas que me seguís desde tiempo atrás, ya sabéis sobre mi faceta musical: proveniente de una familia de cantantes, yo también me adentré entre las singladuras de los pentagramas musicales. Una vez doctorado en Medicina, me integré en el Orfeón Pamplonés, una entidad de amplio prestigio sinfónico-coral; y, posteriormente, me formé en canto en el Conservatorio Pablo Sarasate, de Pamplona.

Tras varios años de vivencias interesantes, tanto en el mundo de la ópera como en el  del concierto, hace ya un tiempo que, sobre todo com mi traslado de domicilio a tierras levantinas, la música la he restringido a un nivel de mero oyente… y en escasa ocasiones.

Hace varias semanas recibí una grata llamada telefónica en la que D. Aurelio Sagaseta, Maestro de Capilla de la Catedral de Pamplona, me proponía participar como barítono del cuarteto solista en un concierto del Réquiem de Mozart en la catedral de Pamplona.

CATEDRAL DE PAMPLONA-

El concierto va a tener un formato litúrgico, pues se va a integrar en una misa de difuntos; posteriormente, y sin solución de continuidad, se cantarán los demás números de la obra (Dies Irae, Tuba Mirum… hasta el último Lacrimosa).

Este concierto me está dando la oportunidad de volver a contactar con anteriores compañeros en lides musicales (la soprano Dorota Crzesakowiak y el tenor Jose Luis Sola) y de conocer a una nueva compañera (la contralto Liubov Melnyk). Los componentes del cuarteto, junto al coro de la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona y una orquesta de cámara integrada por profesores de la Orquesta Sinfónica de Navarra, vamos a tener la oportunidad de disfrutar con este concierto vespertino del día de difuntos (sábado 2 de Noviembre) de la mano del Maestro D. Aurelio Sagaseta en la nave principal de la catedral de Pamplona.

CATEDRAL DE PAMPLONA 

Una ocasión para pararse, recogerse, empaparse de la armonía y gozar de una música como sólo Mozart, músico sin par, lo podía lograr.

Salud para ti y los tuyos.

Anímate a compartir tus opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.