Vacunas covid-19 y niños

Comparte esta entrada

MANIFESTACIÓN EN BILBAO

(¿Dispones de 6 minutos para leer este texto?)

En una tarde que comenzó bastante desapacible, unos pocos cientos de personas nos manifestamos ayer en Bilbao para mostrar nuestra oposición a la inoculación de los niños frente a covid-19. Todo un despropósito con consecuencias funestas.

Fui el encargado de leer el manifiesto de dicha convocatoria y así lo hice gustosamente. A continuación, dejo la grabación y, más abajo, el texto del manifiesto.

En marzo de 2020 tuvo lugar el primer intento de instaurar una distopía a nivel mundial y despojar de derechos a la población civil con la excusa de una supuesta emergencia «sanitaria».

Y, contra todo pronóstico, el plan funcionó.

Vivimos en una sociedad en la que si no formas parte del grupo, de la cuadrilla, no eres nada, no eres nadie. Y no hay nada más aterrador para el ser humano que sentirse fuera de la sociedad. Es un miedo atávico casi más poderoso aún que el miedo a la muerte.

Muchas personas acataron y continúan acatando normas irracionales, sin aplicar en ningún momento el más mínimo sentido común, por el «qué dirán», por miedo a que les señalen, que les dejen fuera. La consecuencia ha sido la aceptación de cualquier mandato de las autoridades situándolo por encima de nuestra propia salud así como la de nuestros hijos e hijas, la de los mayores y la del resto de personas dependientes.

El resultado de todo ello está ahora ante nuestros ojos. Más enfermos y más muertos, con nombres y apellidos. «Repentinitis» que han bautizado como Síndrome de la Muerte Súbita del Adulto: jóvenes deportistas que fallecen de repente, locutores, cantantes y otras personas que se desploman. Se ha descrito un sinfín de muchos otros síntomas: cardiovasculares, neurológicos y un largo etcétera. Todo ello, «casualmente» tras la campaña de inoculación masiva de químicos experimentales.

Es muy grande la impotencia que sentimos. Es enorme.

Quien quiera escuchar que escuche, y quien quiera tomar la decisión de dejarse inyectar una sustancia experimental, que lo haga, aunque algunas farmacéuticas ya han admitido que dichos inyectables no previenen la infección ni la propagación de la enfermedad. No son ni seguros ni eficaces, al contrario de lo que nos han querido convencer durante estos años.

Se sabe que se han incorporado nuevas tecnologías y una serie de sustancias como metales pesados, contaminaciones de ADN, y nanotecnología cuyas consecuencias ya estamos viendo.

Las empresas farmacéuticas están teniendo unos beneficios estratosféricos con la venta casi forzosa de viales a los Estados. El negocio es redondo. Y más que lo va a ser. Porque ahora pretenden aplicar químicos génicos a otras afecciones: el colesterol, cánceres, diabetes, hipertensión… y al resto de las vacunas tradicionales, para seguir haciendo caja gracias a la desgracia y a la enfermedad.

Como remate, se añade ahora la campaña para inocular a nuestros niños y niñas, ya desde los 6 meses. ¿Qué estudios serios aportan para aconsejar semejante sinrazón? Está meridianamente claro que los niños no se afectan gravemente de covid, y menos aún mueren por esa enfermedad. La tasa de mortalidad covid de un peque sin patología grave previa es inferior al 0’000%. ¿Qué razones hay detrás de este afán por inocular a bebés, a niñas y niños sanos?

Entendemos que en 2021, en medio de la desinformación y bajo una enorme presión social, política, mediática e incluso familiar, muchos progenitores dejaran a un lado lo que su sentido común les decía y permitieran la inoculación de sustancias experimentales a sus propias criaturas. A estas alturas, con mucha más información y con la cantidad de afecciones graves que se están viendo en niños, niñas y jóvenes inoculados pedimos a padres y madres que mediten bien su decisión.

Amas y aitas que debéis decidir si vais a permitir o no que inoculen a vuestros txikis: os pedimos que dejéis a un lado el bombardeo mediático, que miréis a los ojos de vuestros peques y escuchéis lo que vuestra voz interior os dice. Apagad la televisión y encended el corazón. Os va en ello la salud y la vida de vuestras hijas e hijos. Es el momento de defenderles. Es el momento de sacar el coraje y el valor para decir ¡¡NO!!, ¡¡BASTA!!, ¡¡MI HIJO, MI HIJA NO SE TOCAN!! Y no nos olvidemos del resto de personas a nuestro cargo: dependientes y mayores, ¡¡QUE TAMPOCO SE TOCAN!!

¡Qué claras se ven las intenciones de la OMS contra la población en general y contra la infancia en particular! La OMS es una organización de carácter cuasi-privado que a partir de mayo de 2024, QUIERE TOMAR POR LEY EL MANDO ÚNICO DE LAS POLÍTICAS «SANITARIAS» MUNDIALES, QUE SÍ SERÍAN MUNDIALES PERO, POR SUPUESTO, NUNCA TENDRÍAN COMO OBJETIVO LA SALUD.

Tras el ensayo de 2020, viene el estreno de 2024. Un estreno en el que la OMS pretende ostentar plenos poderes para declarar y gestionar con voz y mando único las emergencias que estimen oportunas por los motivos que decidan en cada momento. Podría ser una nueva Plandemia, ya mil veces anunciada por sus grandes y filantrópicos voceros. También puede tomarse como pretexto una supuesta «EMERGENCIA CLIMÁTICA» con el fin de expropiar nuestra salud y nuestro planeta entero.

Encerrarnos nuevamente, enmascararnos y maltratarnos nuevamente. Mentirnos nuevamente y provocarnos grave daño nuevamente. Con la bendición de las instituciones sanitarias y políticas mundiales… despojarnos de nuestros derechos «por nuestro bien». En «ciudades de 15 minutos»: «smart cities». Ciudades de ultracontrol.

Pues oídme bien: ¡¡NO LO VAN A CONSEGUIR!! No se van a salir con la suya. Es por ello que hoy retomamos fuerzas para salir a la calle y aquí estamos de la mano de nuevo, todos a una, personas inoculadas y no inoculadas, hombres, mujeres, niños, jóvenes y mayores.

No claudicamos porque está en juego nuestra vida y la de futuras generaciones. Juntos seremos invencibles. Somos muchos más.

Tomemos un camino soberano en todas las facetas de nuestra vida, recuperando nuestro poder para conservar nuestra salud a través de la alimentación, el ejercicio físico, el acceso a los espacios naturales, conociendo y utilizando los remedios naturales, y cultivando relaciones humanas sanas y cooperativas.

Para finalizar, queremos pediros que hagáis visible este tema (tabú en nuestra sociedad) en cada ocasión que tengáis en todos los espacios que podáis: en el trabajo, en la familia, en la cuadrilla. Hay que informar de esta situación y de los planes que está preparando la OMS. Hemos de pararlo porque nos va la vida en ello. Porque está en juego garantizar una vida que merezca la pena ser vivida para las próximas generaciones. Porque, en definitiva, está en juego la dignidad humana y la soberanía de cada ser humano.

Gora Bizitza!!

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCIÓN GRATUITANo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

También me puedes seguir en mi Canal de Telegramhttps://t.me/silvanobg_elartedevivir

Salud para ti y los tuyos


Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.