21/12/2012

21-12-2012(imagen tomada de aquí)

Casi ya al término de este día mágico, quiero compartir con vosotros mi parecer sobre esta efeméride. Mucho se ha escrito al respecto pero, a mi juicio, poco se ha escrito desde el rigor, desde la serenidad, desde el buen sentido.

Lo que más ha predominado ha sido una serie de escritos en los que, sin fundamento alguno (al menos, para mí), se ligaba esta fecha a una suerte de “maldición” catastrofista, con un tinte bastante “amarillista“.

CALENDARIO MAYA(imagen tomada de aquí)

Se ha relacionado la información que nos ha llegado del calendario Maya, en el que hoy se cierra una fase del calendario terrestre, una medida del tiempo, con la falsa idea de que el mundo se acaba o algo así. Una idea totalmente fuera de lugar.

Otra cosa es que estemos viviendo un momento “histórico” en el que se culmina un ciclo milenario (de unos 26.000 años) y que tiene que ver con la posición de nuestro Sistema Solar (y de la Tierra, claro está) dentro de la Galaxia a la que pertenecemos, la Vía Láctea.

LA VÍA LÁCTEA(imagen tomada de aquí)

Y se sabe, y se está comprobando en la actualidad, que desde el centro de la Galaxia está emitiéndose una gran cantidad de radiación cósmica (en forma de rayos “X” y”Gamma”), capaz de generar cambios espectaculares a nivel molecular.

Y esto es posible porque, en la actualidad, el campo geomagnético (el que nos protege en la Tierra de las radiaciones cósmicas) está muy disminuido, si lo comparamos con otros tiempos.

CAMPO GEOMAGNÉTICO TERRESTRE(imagen tomada de aquí)

El primer “input” de radiación cósmica lo estamos recibiendo de nuestra estrella principal, el Sol. Es constatable cómo en los últimos ciclos de emisiones solares, se están produciendo efectos geomagnéticos mucho más intensos de lo que es habitual en el planeta que habitamos.

Desde los organismos de investigación espacial (por ejemplo, la NASA) ya se ha avisado de la necesidad de estar prevenidos de una especie de saturación electromagnética, tormentas solares, por ejemplo. Incluso ya se ha realizado series televisivas contemplando semejante panorama de vuelta atrás en el estatus técnico de la humanidad…

¿Cuál es mi lectura de esta situación? Muy simple. Estamos viviendo en un momento cíclico en el que las condiciones ambientales en relación a la situación de nuestro planeta con respecto al Sol y a la Galaxia, pueden llevarnos a alteraciones, modificaciones genéticas clave para nuestra evolución como especie.

ATLÁNTIDA(imagen tomada de aquí)

Es claro que la humanidad ha vivido otros momentos de escenario similar (aunque nuestra historia no llega a esos miles de años atrás). Todas las culturas antiguas nos hablan, en sus relatos orales, de un cataclismo, de una inundación de la Tierra. Se puede creer en la Atlántida, en Lemuria y sus respectivas destrucciones…, o no.

Mi manera no es de sentar cátedra en cuestiones en las que no tengo evidencia ni vivencia directa, pero tampoco es negar una hipótesis que tenga sentido y en la que mi Ser vibre con anhelo, como es ésta en la que siento la esperanza de que el ser humano siga adelante con su proceso evolutivo.

¿Qué podemos hacer, pues, en estos momentos? Centrarnos, ser coherentes, amarnos, serenarnos; y , progresivamente, las personas a nuestro alrededor se irán contagiando de ese espíritu. Mientras tanto, hay que seguir viviendo…, pero también debemos ser muy selectivos en apoyar lo que se debe apoyar (nuevas formas de estructurarnos como sociedad, de relacionarnos) y en no apoyar lo que no corresponde apoyar (procedimientos injustos, maltratos, intentos de manipulación masiva, etc…).

No sé cómo lo hago pero me pongo a escribir y no paro… En fin, lo único que quería con esta entrada era colocar el tema del famoso 12/12/2012 como una cuestión que, lejos de infundir temor, nos pueda ayudar a avanzar en lo que nos quede de vida a cada uno.

He recibido a través de Ignacio (muchas gracias) un texto (lo pongo en formato ‘.odt’, para abrir con LibreOffice) del investigador José Antonio Iniesta sobre el fenómeno al que me he referido en esta entrada. Me parece interesante de leer. Es la antesala del libro que ha escrito sobre lo que hay detrás de la sabiduría Maya (¿un buen regalo?).

Salud para ti y los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.