Crisis?, What Crisis?


CRISIS?, WHAT CRISIS?

Todo se desarrolla muy deprisa… Cada día que pasa, surgen nuevas noticias, cada vez más sombrías… Las autoridades imponen su locura a través de normas que se van superando en grado de estupidez y que provocan alarmismo sin cesar.

Acabo de publicar un nuevo texto en navarradigital.es, que paso a trascribir en este espacio.

Al ir a escribir sobre este nuevo artículo, me ha venido a la mente el título de un álbum de un grupo musical de los años 70, Supertramp, que acompañó mis horas de estudio en la Facultad de Medicina.

Aunque mis conocimientos de inglés son menos que simples, logro traducir el título (me imagino que vosotros también), y da en la diana sobre lo que quiero expresar a través de estas líneas. Incluso, acabo de ponerme los cascos con su música. ¡Qué recuerdos…!

¿Crisis sanitaria? ¿Dónde hay en estos momentos en nuestro país una crisis sanitaria? Para ilustrarme sobre el concepto “crisis sanitaria” he ido a la Wikipedia, la actual “biblia” de la red. Y de toda la parrafada que suelta, me quedaría con varios puntos:

  • Una situación grave.
  • Repentina, inusual o inesperada.
  • Enfermedad simultánea de un número inusualmente alto de personas.
  • Déficit de atención sanitaria, por saturación, falta de insumos, incertidumbre médica…
  • Aumento de riesgo de muerte.
  • Necesidad de actuación inmediata de las autoridades públicas.
  • La gravedad se mide por el número de personas afectadas, la extensión geográfica y la morbi-mortalidad del patógeno.

No puedo poner en duda, nadie lo cuestiona, que en Marzo y Abril pasamos por una crisis de emergencia sanitaria real, pura y dura, con una morbi-mortalidad que se salió de toda previsión en las estadísticas de mortalidad esperable (MOMO). Se puede ver en la información de la web del Ministerio de Sanidad.

MOMO (DIC 2019 - AGOSTO 2020)

Se cumplieron todos los requisitos de la Wikipedia que he mostrado antes. Incuestionable.

Ahora bien, en estos momentos, y desde primeros de Mayo, la curva de muertes totales, respecto a las muertes esperables (comparación con las cifras de otros años) no tiene nada que ver con lo ocurrido en Marzo-Abril. Señoras y señores: no estamos en una situación pandémica real. Y esto no es negacionismo.

Lo que ha surgido de forma inusitada es la “fiebre” por hacer PCRs, masiva e indiscriminadamente a la población, además de las lógicas tras el rastreo de casos sintomáticos (lo que se hace en toda epidemia).

Como ya dije en anteriores escritos, cuando la situación de epidemia cesó, las autoridades mantuvieron su discurso de miedo, lanzando mensajes sobre una siguiente ola, en un primer momento para otoño-invierno, que luego se ha visto “adelantada” al mismo verano.

Se pusieron en marcha programas de detección, casi puerta a puerta, PCR en ristre, para buscar al bicho dondequiera que se encontrara. Por defecto, a cada persona que entraba en hospitales, en centros de salud, de forma indiscriminada.

¿Qué se pretendió? Pues encontrar al bicho, ese “ogro” de cuento infantil al que todos “debemos temer” y que es el “culpable” de nuestra aciaga situación personal y colectiva. Y en esa dinámica se han puesto a la carrera nuestras autoridades autonómicas… a ver quién saca más bola, o a ver quién la tiene más larga.

Y lo más preocupante para mí, más que la ineptitud de nuestros políticos, con sus sandeces impuestas a base de normas (con castigo para quien ose transgredirlas), es el acompañamiento de los médicos en general, de los profesionales de la Medicina, como comparsas, dando “soporte técnico” a unas medidas totalmente cuestionables.

Tengo que repetir hasta la saciedad, tal y como repiten sin cesar los mensajes atemorizantes de nuestras cabezas pensantes, que se están realizando diagnósticos basados únicamente en una prueba que recoge unas trazas de ARN que, hipotéticamente, pertenecen a un bicho que todavía no se ha aislado ni purificado. A ver si a alguien le da por hacerlo… y lo consigue.

Hasta los mismos organismos que velan por el buen funcionamiento de la asistencia sanitaria en situación de pandemia aseguran en sus comunicados, a lo mejor “entre líneas”, que la aparición de un rastro de código genético (amplificado por la PCR) no da garantía de que haya un virus con capacidad infectiva en la persona.

He visto un texto publicado en BMJ (British Medical Journal) sobre aspectos diversos sobre la práctica ante Covid-19, en su revisión de 19 de Agosto 2020, y vuelve a recalcar que los RT-PCRs no son en absoluto fiables cuando se realizan en poblaciones asintomáticas de bajo riesgo, donde la probabilidad de infección es de moderada a baja.

En esta situación, el valor predictivo positivo es de 4’3%, con lo que las cifras de falsos positivos puede llegar hasta un 95-96%. En estos casos (falsos +) puede haber habido una reacción cruzada con otros coronavirus, por ejemplo, tras pasar un catarro vulgar tiempo atrás.

En el otro lado de la balanza, BMJ apunta también la posibilidad de falsos negativos y su repercusión en dar falsa seguridad en las personas… pero ahora no voy a entrar en esta cuestión.

El médico a pie de calle o en hospital, a la hora de establecer un diagnóstico, se debe guiar siempre por la clínica, los síntomas y signos que presenta una persona, y acompañarse posteriormente de pruebas complementarias que ayuden en dicho diagnóstico.

¿Qué ocurre? Pues que el cuadro clínico característico de la Covid-19… no es característico de la Covid-19, propiamente dicho. Es compatible con diversos cuadros gripales o pseudogripales, que después se pueden curar con facilidad (la mayor de las veces)… o presentar complicaciones.

Y si nos fiamos exclusivamente de las PCRs (en este caso, RT-PCR) pues… pasa lo que pasa. Además del dato aportado previamente desde la prestigiosa revista británica BMJ, voy a la cercana Oxford, a una de las instituciones más clásicas dentro de la Medicina.

Allí, tiene su sede el Centro de Medicina Basada en la Evidencia. ¿Y qué nos dice esa institución? Pues, directamente, que no está claro que lo amplificado en las RT-PCRs, ese material genético ARN, representa a un virus infeccioso.

Y añaden: “Si esto no se comprende, los resultados de la PCR pueden dar lugar a restricciones para grandes grupos de personas que no presentan riesgo de infección”.

¿Cómo hay que decirlo para que esta realidad cale en los médicos y en las autoridades? ¿Gritando por las calles para que nos llamen “negacionistas”“terraplanistas”“pseudocientíficos”… o cualquier otra memez?

Ahora he visto que el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos emitió un comunicado de prensa (fecha 26 Febrero 2020) en el que, en el sexto punto (me gustaría destripar otros anteriores pero no voy a tener espacio) dice expresamente: Las mascarillas no sirven de nada al aire libre ni tampoco en lugares del mundo donde no hay transmisión local, como por ejemplo España, en este momento”. No sé si el CGCOM sigue pensando lo mismo.

Y, para terminar, acaba con un séptimo punto en el que se puede leer: “Su médico es su mejor aliado y consejero en caso de presentar cualquier duda o problema de salud, ahora y siempre.” Y yo les pregunto a mis augustos colegas: ¿por teléfono, por estar cerrados los centros de “salud”, con seis minutos por persona? ¡¡Vergüenza me daría!!

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCIÓN AL BLOGNo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

Salud para ti y los tuyos.

12 comentarios en “Crisis?, What Crisis?

  1. Hola Silvano!

    Mi cancion favorita de Supertramp es “The Logical Song” que he ‘machacado’ mil veces en clase con mis alumnos a lo largo de los años! Qué buen gusto tienes!

    Valoro mucho tu trabajo como medico y todos los articulos que publicas. Dan explicaciones logicas, me ayudan a entender mejor el mundo y a afrontar las diversas situaciones con más calma debido a la información tan “logical” y equilibrada que aportas. Te hace pensar en todas las posibilidades.

    Valoro mucho tambíen la labor de la profesión medica en general, queriendo dedicar su tiempo a nosotros y poniendo nuestras vidas antes de las suyas a veces. Son valientes. La pregunta que tengo es, ¿podrian realmente ignorar los protocolos impuestos si creen que lo que estan haciendo (administrar los PCRs, por ejemplo) no favorecen o sirven para nada a sus pacientes? ¿Qué pueden hacer? ¿Hay profesionales de la salud publica que estan pensando cómo tu y los del grupo medicos por la verdad pero no hacen nada por inertia, o es que no pueden hacer nada? A mi no me gustaría tener que ir a trabajar todos los días pensando que lo que hago va en contra de mis principios y la etica implicada en mi vocacion.

    • Hola, Jodie.

      En primer lugar, agradezco tus palabras de apoyo a mi labor. Y ya, pasando a contestar la pregunta que me formulas, te diré que no tengo ni idea de lo que un médico normal, de a pie, en el servicio público, puede hacer de cara al seguimiento o no de las normas impuestas por sus jefes. Yo sé lo que haría… y sería seguir mis propias convicciones y hacer todo lo posible para que el resto de compañeros vieran lo que realmente está sucediendo.

      Sería esperable recibir un aviso o un correctivo por parte de la dirección del centro donde trabajara… Es lo que está sucediendo actualmente con los colegas que se muestran tal cual piensan respecto a este proceso del Covid-19.

      Hay compañeros que no dicen nada por miedo… o por no tenerlo muy claro. Mi anhelo es que despierten y vean que la verdad que nos están mostrando no es una verdad absoluta, ni mucho menos. Y que las medidas que se están imponiendo a la población general son, desde todo punto de vista en cuanto a salud pública y personal, un dislate.

      Cada uno debe seguir viviendo en resonancia con su propio proceso y su nivel de consciencia. Y ahí, sólo toca respetar.

      Salud para ti y los tuyos.

  2. Hola Silvano! Lo mismo me desaparezco como que me aparezco…

    Te escribo desde la confusión, no total, pero casi total. Total, que casi total.

    Pretendo expresar mi sentir mas que mi pensar..Es que ya no sé ni que pensar sobre algunas cosas.

    Y me animo a escribir porque creo que como yo estamos la gran mayoría de personas. Me veo en la encrucijada de tener que tener opinión sobre viruses! pandemias! confinamientos! Puedo no tener ninguna, encender la tele y lo que me digan hacer y cree, pero claro, entonces tendré que tragarme lo que digan desde las redacciones de los medios de comunicación, pero no acostumbro…Y también, como tengo cierta tendencia a simpatizar con las personas que abiertamente discrepan de los abusos de poder, puedo pasarme al lado opositor, y así por lo menos situarme….pero es que no soy capaz. Veo al Doctor Luis de Benito dejar en ridículo a toda una mesa de periodistas (busquenlo en la red, es un documentazo! ) dejando claro su intento manipulador de crear alarma sobre datos falsos, te leo a tí también y puedo observar grandes contradicciones en la OMS ( hasta hace ná la creía pulcra e inmaculada, la verdad, no sabía bien ni que era) y en los gobiernos…. Pero no me termina de tranquilizar, ya que lo que ha pasado en las residencias (por cierto mi padre lleva ya tiempo en una de ellas y sé que ha habido una limpia absolutamente extraordinaria de gente…) ha sido absolutamente desolador y percibir de algunas personas, algo así como que se iban a morir de esto o de aquello, así que nada, circule por la acera.. pues no! Aunque no me demuestren que confinamientos, mascarilla (o lo q sea) es efectivo al 100 % se me hace inconcebible que por comodidad o un sentido casi nivel “de honor” de la libertad pues se combata al estilo Miguel Bosé, el Amante Bandido. Por cierto, porque saben más de pandemias y confinamientos Joaquin Sabina, Almodóvar o que ex-convictos o gente que vive en residencias? Creo coincidir contigo en que es todo muy show….pero también hay drama y se me hace difícil de tener una visión global, para saber también por que objetivos luchar, que defender…

    He visto algunas intervenciones (he visto, no analizado..) de gente que parece ser de Medicos por La Verdad, argumentando de forma incontestable la gran manipulación que se hace de la realidad, pero acto seguido, te sueltan como que todo parece ser parte de un plan para posiblemente esterilizar a la población mundial, para que nos desvinculemos de nuestro yo interior y tal… Que no lo niego, pero claro, como estrategia para que la población general te escuche y haga caso a tus argumentos me parece horrenda. Creo que si se va a intentar hacer oposición al poder no se puede parecer una jaula de grillos donde cada uno intenta colar sus impresiones de la vida en general…Sin conocer en profundidad lo que ahí se mueve… la estrategia comunicativa la veo lamentable. En un txis han unido a Miguel Bosé, a hippies en taparrabos y a Médicos por la verdad, que lo manipulan todo? Vale, pero a ver…acuerden ustedes un poco lo que cada uno defiende a nivel individual, y qué a nivel de colectivo… Repito, es mi sentir al respecto.

    Y que rabia me da tener que opinar sobre científicos y médicos! y Viruseses! Y es todo el día y con todo el mundo! Ai..solo espero que el virus del Nilo no se procree con el Coronavirus,creando algo apoteósico porque entonces si que busco una ventana para saltar!

    Y ya, si el caloret y mis rayaduras no te han deshidratado tengo un par de preguntas, si puedes te agradecería contestases:

    1. Que está pasando para que gente joven y sin patologías previas muera por este virus? Este fenómeno es muy inquietante para mi. Serán pocas las personas y se le estará dando mucho bombo, pero está sucediendo y no me tranquiliza pero ná de ná…Han muerto bastantes médicos también, y si el virus no es para tanto, como a veces afirman los Miguelboseses… no entiendo que mueran tantos.
    2. Como ves el tema de la vuelta a la escuela? Esque a ver cómo lo hacemos para cumplir las normas sanitarias y de orden público y hacer que los niños no tengan una experiencia absolutamente negativa en la escuela! Si la cosa es tan grave como nos cuentan, me hace pensar que lo lógico sería no escolarizar a nadie. Si el coronavirus va a colapsarlo todo y va a matar a tanta gente, llenar las escuelas de niños que son “incontrolables” y contagian “a tutiplén”me parece una irresponsabilidad mayor que producir un agravio en su educación y tenerlos en casa. Para mi esta es una de las grandes contradicciones que se están exponiendo actualmente desde las autoridades. Por cierto que las medidas que se proponen son todas económico-sanitarias. Ahún no hay una previsión de las consecuencias psico-sociales que podrían tener en toda esta generación de niños el tema de las mascarillas y el distanciamiento que nos proponen a los docentes (aintx! ya me he delatado!). Osea q el bozal se pone y luego ya veremos.

    Bueno, Silvano, como te creo capaz de leer todo lo que he escrito muchas gracias por tu paciencia y por el esfuerzo que haces en que todos seamos más conscientes de la realidad en que estamos inmersos.

    Espero verte pronto!

    Besarkada handi bat!

    Xabier.

    • Querido Xabier.

      Sí que hacía tiempo sin noticias tuyas… En lugar de comentar tu mensaje, paso a responder a tus dos preguntas.

      1.- Es evidente que este proceso, llámese Covid-19 o como fuera, se ha llevado por delante a un buen montón de personas. La mortalidad se ha cebado sobre personas mayores y con multipatología. Más del 85% de los fallecidos tenía más de 70 años. A partir de ahí, al bajar la edad, baja radicalmente la mortalidad. Eso no quiere decir que no haya algunas personas que mueran jóvenes, o incluso niños… pero, aunque toda muerte genere un sufrimiento para el ser humano de a pie, el fenómeno, desde el punto de vista estadístico, en cuanto a politicas de salud pública, no es tan importante.

      Desde mi óptica a la hora de ver la salud/enfermedad, la psicosomática, en cada una de esas personas que han muerto más jóvenes, incluso en niños, siempre encontraría una causa última por la que una persona así podría morir antes de tiempo. Aquí introduzco el concepto de fidelidad inconsciente familiar, una especie de programa de vida adquirido que tiene tanta fuerza que anula el programa inicial de vida propio de un ser humano, que en esta época de la vida dura más de 80-85 años.

      El fenómeno de la muerte es algo bastante opaco para nuestras mentes. No podemos entender, por ejemplo, que en España hayan muerto en 2018 por diferentes motivos 1027 niños menores de un año… En base a ese dato, ¿crees que es correcto (no digo sano) tener ese dato anclado a nuestras mentes y generar una inseguridad altamente estresante respecto al futuro de un hijo que vaya a tener una persona próximamente? ¡¡Cuidado dónde ponemos nuestra atención, Xabier!! Si piensas en las personas que han muerto jóvenes por la llamada Covid-19, es claro que te puedes apenar… pero, para afrontar tu vida, es mucho más interesante que encuadres tu atención en la gran mayoría de jóvenes que no han muerto, ni por Covid-19 ni por ninguna otra causa.

      ¿Sabes que en España mueren semanalmente, por diferentes causas, unas 8.000 personas? ¿Te parece correcto centrar la atención en ese dato para acometer el día a día, para levantarte de la cama?

      2.- Cumplir con las normas de separación, mascarilla, etc. con los niños en la escuela me parece no sólo alucinante sino deleznable, a la vez que imposible. Además de eso, imagínate que un niño comienza con sus mocos, con unos estornudos, o se pone malito (como sería normal en cualquier otro año). Siguiente paso: pediatra y, posiblemente, PCR. De primeras, aislamiento en casa; pero si, por casualidad, diera una PCR+… la cosa se complicaría en el centro escolar, ¿no? ¿Qué se haría con sus compañeros? ¿y sus respectivas familias? No quiero ni pensarlo… Veremos a ver qué pasa. Y los docentes… en primera línea… A ver qué hacéis.

      Bueno, chaval. Espero que salgas a la vida y te dejes impregnar de ella.

      Muxus desde el Mediterráneo.

  3. Hola,

    Sin querer entrar en discusiones, leyendo el comentario de Fermin me surge una pregunta. ¿Qué es lo que se ha observado?

    En la web de la OMS el documento más actualizado sobre el uso de mascarillas sigue siendo la guía técnica del 5 de junio donde literalmente dice que “actualmente no hay suficientes pruebas a favor o en contra del uso de mascarillas (médicas o de otro tipo) por personas sanas de la comunidad en general”. Es decir, que lo mismo que se ha obligado a su uso, con los mismos datos se podría prohibir. También dice que “hasta el momento, el uso generalizado de mascarillas por las personas sanas en la comunidad no se apoya en datos de investigación de buena calidad o directos, y por ello conviene sopesar los posibles riesgos y beneficios”.

    Así mismo y más cercano en el tiempo, del 26 de julio, es el comunicado de la AMASAP (Asociación Madrileña de Salud Pública) donde se puede leer que “otro aspecto positivo de la gestión de la pandemia en Madrid es el mantenimiento de la no obligatoriedad de usar las mascarillas en todo lugar y circunstancia, independientemente de la distancia de seguridad, una medida carente de base científica, que no recomienda la Organización Mundial de la Salud ni se está aplicando en los países de nuestro entorno europeo más cercano. El uso de mascarillas debe ser racional, como el de cualquier otro medicamento o producto sanitario, y está indicado cuando no es posible mantener la distancia de seguridad, especialmente para contactos intensos o prolongados en lugares cerrados, concurridos o mal ventilados”.

    Una observación personal mía es que desde que la mascarilla es obligatoria en casi cualquier situación fuera de casa en casi todo el estado los positivos no han dejado de crecer. Me parece que esto demostraría la ineficacia de su uso generalizado. Pero bueno…

    Gabon!

    • Hola, Alain.

      Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones… excepto un detalle de concepto en tu último párrafo. Con lo que has descrito que sucede entre la mascarilla y el aumento de PCR+, se podría afirmar una relación entre los dos factores en liza… pero no una causalidad. Para determinar una causalidad habría que realizar unos estudios dirigidos en su planteamiento a esclarecer esa hipótesis (aleatoriedad, doble ciego, eliminación de sesgos… y revisión por pares).

      Esto es lo mismo que ha ocurrido con el estudio del hospital de Barbastro, relacionando la mortalidad de ancianos por Covid-19 y la vacuna de la gripe. Se estableció una relación significativa entre los dos factores, pero con ese estudio descriptivo no se puede inferir una relación causa-efecto. Lo que apuntaban mis compañeros de Barbastro tras mostrar esos resultados incuestionables era la necesidad de profundizar en el estudio de esa relación… cosa que ya veremos si interesa hacer o no. Ése es otro cantar.

      Salud para ti y los tuyos.

    • Hola, Alain.

      Muchas gracias por tu apoyo. ahora, más que nunca, es necesaria la participación popular. Que nadie se quede callado ante tamaño dislate que está ocurriendo no sólo en España sino, en diferente medida, por todo el mundo.

      Salud para ti y los tuyos.

  4. “No sé si el CGCOM sigue pensando lo mismo.” De verdad que criticas a los científicos por adaptar sus consejos a lo observado? La ciencia se adapta a lo observado y por eso las directrices cambian. Solo la religión niega lo observado para mantener la fe, y más allá todavía están los que inventan sistemas de creencia rebuscadas Y basadas en magia inventada para intentar explicar lo que les sobrepasa.

    Críticas mucho, pero tu que harías? No hacer pruebas? No buscar controlar la expansión del virus? Esperar a que se solucione solo?

    • Hola, Fermín.

      Me parece que no lees lo mismo que he escrito.

      No critico a los científicos “por adaptar sus consejos a lo observado”. Simplemente he plasmado esa pensamiento-pregunta sin segundas. No acostumbro a expresarme crípticamente, dejando que la persona receptora del mensaje sea la que tenga que interpretar lo leído. Lo que escribo es lo que se debe leer, sin otras interpretaciones. Al menos, eso es lo que intento siempre. A lo mejor no lo consigo, visto lo visto.

      No quiero entrar en tu debate respecto a la ciencia/fe. Simplemente, te hago ver que lo que ayer era “magia” hoy es “ciencia”; y, por lo mismo, lo que hoy es tachado y ridiculizado como “magia”, mañana podrá ser considerado “ciencia” con toda tranquilidad. No sé si lo llegaré a ver yo o será algo que lo vivirán mis hijos-nietos… ¿Tendrás tú, si llega el momento, la agilidad de cintura suficiente como para aceptarlo?

      Gracias a Dios que no estoy en el pellejo de nuestras autoridades y de esos expertos que les aconsejan. Pero si estuviera en esa situación, por supuesto que no actuaría de igual manera. Eso de realizar pruebas a mansalva, indiscriminadamente, sin saber su fiabilidad (repito la ausencia de ese “estándar de oro” tan anhelado), y con lo estudiado sobre la cantidad de falsos positivos en población asintomática, acotaría el celo de las pruebas (no sólo PCRs sino también de anticuerpos) a las personas con clínica compatible y sus entornos, sin demonizar como se hace actualmente a las personas que den “+” a las PCR ni limitando globalmente la movilidad de la población, hundiendo la autonomía económica-financiera de los países, ni tapando la cara de las personas ridículamente en los espacios abiertos… ni prohibiendo fumar en la calle por este motivo absurdo…

      Y sí, creo que la resolución espontánea de nuestra relación con los virus es la base de nuestra supervivencia como especie a lo largo de los millones de años de nuestra existencia. Como ahora mismo no estamos en la prehistoria, es evidente que no vamos a dejar exclusivamente la solución de esta crisis sanitaria a la naturaleza (lo haría por sí misma pero con un mayor costo de vidas). Pero sería muy bueno que no perdiéramos de vista que quien va a poner las cosas en su sitio, como en las gripes estacionales, es la propia inmunidad de las personas. Eso es lo que necesitamos reforzar. Y eso no lo veo en las normas ni directivas gubernamentales, ni en los mensajes diarios de los medios de comunicación. Se han limitado a entretejer una maraña de miedo. Nada más.

      ¿Que en el camino van quedarse personas con situaciones inmunitarias defectuosas por diversos motivos? Es necesario aceptarlo. Es de rigor aceptar que la mayor parte de los abuelicos que han muerto en este proceso, pasando por alto las perversas e injustas condiciones en las que se les ha dejado morir, habrían muerto en fechas posteriores por sus propios procesos patológicos o por agotamiento natural de sus vidas. El coronavirus, como puede ser la gripe u otros virus o bacterias, sólo dan el último empujón. Si esto no lo entiendes así, me doy por vencido contigo.

      Salud para ti y los tuyos.

      • Hay una gran diferencia entre “lo que ayer era “magia” hoy es “ciencia”” y “las cosas que antes se explicaban con magia, ahora se explican con ciencia”. Si algo que ahora consideramos magia (reiki, homeopatía, diseño humano, astrología) luego fuera comprobado científicamente, sería genial. Significaría una avance y más conocimiento sobre los mecanismos del mundo. Lo que pasa es que todas estas “teorías” llevan muchos años pululando y nadie ha demostrar nada con ellas. Cuando se comprueba de una forma rigurosa que alguno de ellos hace lo que pretende, te invito a una caña, pero creo que es mejor que esperemos sentados.

        • Hola, Fermín.

          Creo que lanzas una máxima (todas estas “teorías” llevan muchos años pululando y nadie ha demostrar nada con ellas) que sólo es correcta desde el punto de vista del paradigma actual. Llevo un montón de años practicando modos y maneras que te alucinarían… y que les ha servido, no te puedes ni imaginar de qué forma, a las personas con las que lo he compartido en consulta.

          Yo sé que para ti y para los que pensáis igual que tú este tipo de experiencias no sirven para establecer un nuevo modelo científico… Lo siento, pero a mí y a los miles de personas a las que he acompañado durante sus procesos de enfermedad /o conflicto sí que nos ha servido.

          Sigo ratificándome en que llegará un momento en el que, desde procedimientos científico innovadores, se observará todo esto con una mayor normalidad, verificando este tipo de realidades que te describo. ¿Que tendremos que esperar sentados? Posiblemente. Pero mientras eso llega (que, visto el avance tecnológico de la humanidad, no creo que vaya a tardar mucho), seguiré defendiendo a capa y espada la validez de esos procedimientos.

          Salud para ti y los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.