Hacia Dónde Vamos

HACIA DÓNDE VAMOS(¿Dispones de 7 minutos para leer este texto?)

Tras una semana de trabajo intensivo en Pamplona, vuelvo a nutrir esta bitácora con un tema que va tomando protagonismo dentro del mundo sanitario disidente.

Como ya es habitual en este blog, y como deferencia a las personas que prefieren escuchar a leer, voy a colgar a continuación el vídeo del texto.

Sólo hace falta ver los movimientos de los estados y estructuras supranacionales, para caer en cuenta de que lo importante no es nuestro bienestar como población y mucho menos como individuos.

Lo verdaderamente importante parece ser la necesidad de llegar a controlarnos totalmente, y no sólo a través de las malas artes de la propaganda dirigida a través de normativas gubernamentales y los voceros mediáticos.

Ya han experimentado, y han salido reforzados con nota alta, la capacidad de controlar a la población sin apenas resistencia. Ya han observado que a través de la propaganda del miedo, la población en su mayoría se ha quedado en sus casas sin protestar, se ha enmascarado sin protestar, se han destrozado la piel de las manos a puro lavar sin protestar, se han inoculado productos farmacéuticos sin garantías sin protestar… y haciendo cola.

Ahora, como ya lo he comentado en otros escritos, se nos viene encima el intento de desgajarnos nuestra soberanía de salud, tanto a nivel personal en cuanto a los métodos que podemos elegir para sanarnos, como a nivel nacional.

La OMS pretende erigirse como la única autoridad sanitaria en caso de pandemia. Pero ya sabemos que la definición de pandemia por parte de la OMS es excesivamente laxa. Desde el anterior experimento pandémico de 2009, la OMS suprimió el requisito de gravedad-mortalidad para que se declarara una pandemia por una enfermedad.

A través del Reglamento Sanitario Internacional, que salió a la luz en 2005 y que puedes descargar en este enlace, se le facultó a la OMS para declarar una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (PHEIC)Ésta es una categoría legal especial que le permite a la OMS iniciar ciertos contratos y procedimientos, incluidos los contratos de medicamentos y vacunas.

Así pues, un director general de la OMS, que no ha sido elegido por la población para ese cargo, simplemente puede declarar una Emergencia de Salud Pública Internacional y, de repente, todos los estados miembros tienen que bailar al son de él. Básicamente, como he leído en otros artículos, otorga a la OMS poderes dictatoriales sobre la política de salud.

El manejo de la pandemia por Covid-19 ha sido especialmente perverso por parte de la OMS, dado que se ha negado el uso de fármacos generalmente bien tolerados y de bajo coste, llevando a la población a inocularse irracionalmente fármacos génicos experimentales sin ninguna comprobación sobre su eficacia y seguridad.

Del 22 al 28 de mayo, o sea, en un “plis-plás”, la Asamblea Mundial de la Salud (el órgano decisivo de la OMS) se reunirá y votará sobre una serie de enmiendas al RSI presentadas por varios países, entre otros los EE.UU. Y, si se aprueban, se promulgarán como derecho internacional.

Esto ha sido un tema de discusión en una serie de reuniones a puerta cerrada -a puerta cerrada- de los estados miembros de la OMS, que están considerando maneras de reformar el RSI existente, así como avanzar en una Convención de la OMS completamente nueva u otro instrumento internacional sobre prevención y respuesta a pandemias…

Estas enmiendas presentadas se suman al tratado de pandemia de la OMS que se está discutiendo actualmente. Esto es a lo que se refería el último párrafo como “otro instrumento internacional sobre prevención y respuesta a pandemias”. Parece bastante claro, ¿no?

Por supuesto que el “perejil de este tipo de salsas”, Bill Gates, principal financiador de la OMS, anunció recientemente que está creando un equipo de respuesta a la pandemia para la OMS, que le gustaría llamarlo “Respuesta y Movilización ante Epidemias Globales” o “Equipo GERM”.

Este equipo, según afirma el señor Puertas, estará compuesto por miles de expertos en enfermedades bajo el control de la OMS, y monitoreará a las naciones y “decidirá cuándo deben suspender las libertades civiles, obligar a las poblaciones a usar máscaras y cerrar las fronteras”.

El nuevo tratado de pandemia de la OMS incluye a 190 países y sería legalmente vinculante. El tratado define y clasifica lo que se considera una pandemia, y ésta podría consistir en clasificaciones amplias, incluyendo el aumento de cánceres, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, etc.

Si se aprueba el nuevo tratado y se declara una pandemia (efectivamente, por la propia OMS), esta organización se haría cargo de la gestión sanitaria global de dicha pandemia. Podrían dictar cómo pueden responder nuestros médicos, qué medicamentos pueden y no pueden usarse, o qué vacunas están aprobadas para inocular. Terminaríamos con un enfoque único para todo el mundo.

Algo totalmente irracional, pues no tendría en cuenta la gran variabilidad entre regiones y entre poblaciones con diferentes factores de riesgo, costumbres, enfermedades…

Sería lógico suponer que el equipo GERM, como una nueva rama de la OMS, supervisaría que los estados miembros cumplieran con el tratado sobre la pandemia después de que los estados miembros lo firmaran.

¿Y cómo la OMS y Bill Gates podrían monitorear a cada individuo en cada país para determinar si hay suficientes personas enfermas para justificar el cierre de una región?

Según la diputada canadiense Leslyn Lewis:

“Con este fin, la OMS ha contratado a T-Systems, subsidiaria de Deutsche Telekom con sede en Alemania, para desarrollar un sistema global de pasaporte de vacunas, con planes para vincular a cada persona en el planeta a una identificación digital con código QR … 

… Por lo tanto, habrá un tratado pandémico , un equipo GERM, un pasaporte mundial de vacunas y una Organización Mundial de la Salud para monitorear a cada persona en el planeta”.

Con apenas un día de antelación (el 12 de mayo), el Consejo Mundial para la Salud, una organización que está velando para que no se conculquen los derechos individuales de la población en materia de salud, publicó una notificación en su web.

El caso es que desde los que mandan han abierto la posibilidad de generar algún tipo de comentario u opinión sobre estas modificaciones que se están estudiando en relación al Reglamento Sanitario Internacional. Pero claro… ¡¡de un día para otro!! Justamente para la reunión que organizaron para hoy 13 de mayo. ¡¡Demencial!!

¿Qué clase de martingala es ésta? Lo que parece, ni más ni menos, es que se trata de una muestra de que dan esa posibilidad de participación pública… pero “con la boca pequeña”. ¿Qué organización va a poder articular una respuesta adecuada en un día a un tema tan importante como éste?

Bueno, pues yo ya envié un comentario sobre mi parecer…

La OMS anunció, asimismo, que permitirá dos días más de comentarios públicos, el 16 y el 17 de junio respecto al tratado internacional sobre pandemias. Tanto este tratado internacional como las modificaciones al Reglamento Sanitario Internacional, que se votarán al final de mayo en la Asamblea Mundial de la Salud, son movimientos cuya finalidad es obtener mayores poderes por parte de la OMS y anular las leyes soberanas de las naciones individuales.

Como afirma la Dra.Theresa A. Lawrie, directora de la Consultoría de Medicina Basada en la Evidencia en Bath, Reino Unido:

Parece haber un esfuerzo concertado por parte de la OMS y sus controladores para atacar nuestra soberanía desde todos los ángulos. Es importante que dejemos en claro que no reconocemos a la OMS como una autoridad sobre nosotros y que no toleraremos este abuso de poder

Somos soberanos y no estaremos obligados por los compromisos de los funcionarios corruptos que pretenden actuar en nuestro nombre al renunciar a los derechos inherentes de la gente del mundo. No actúan por nosotros y no estaremos obligados.

Así que sí, continuaremos empujando hacia atrás y desafiando y diciendo que no. Pero nos negamos a dejar que nuestro tiempo y energía sean absorbidos sólo por la lucha. Más bien, continuaremos co-creando una mejor manera para nuestro hermoso mundo y sus habitantes: con nuestros socios, nuestros aliados y contigo.

Efectivamente, no podemos seguir estando a la espera de ver lo que a “los malotes” se les ocurra hacer para ver cómo reaccionar. Parece mucho más interesante seguir moviéndonos, creando contactos, relacionándonos con personas afines, con un mismo sentir de que la humanidad se compone de individuos libres y soberanos en sus decisiones.

¿Quieres que esto sólo sea algo testimonial sin consecuencias prácticas? ¿O prefieres formar parte de esa humanidad libre a la que me refiero? 

¡¡Tú decides!!

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCIÓN AL BLOGNo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

También me puedes seguir en mi Canal de Telegram:

https://t.me/silvanobg_elartedevivir

Salud para ti y los tuyos

4 comentarios en “Hacia Dónde Vamos

  1. Estoy viendo en la población que sigue ciegamente y convencida a lo que le viene dictado desde arriba. Y al final he llegado a la conclusión que a cada uno le tocará el destino que sus divinos padres le han destinado. Desde aquí nadie nos puede obligar excepto que lo permitamos.

    • Hola, Úrsula.

      Desde luego, en el orden espiritual, todo es correcto (tanto el bien como el mal) y será lo que tenga que ser… Pero hace falta estar muy en conexión con uno/a mismo/a y con el Universo para dejar que las cosas ocurran por evolución espontánea. Los “malotes” siguen su agenda sin miramientos.

      A partir de ahí, sólo cabe una respuesta individual en sintonía con nuestro ser. Y cada uno/a de nosotros/as posee su propia estructura llena de herramientas, cada cual las suyas, para afrontar y vivir lo que nos toque vivir.

      Salud para ti y los tuyos.

    • Hola, María.

      La cuestión es que este tipo de cosas, realmente, más dañan al buen sentido y a la lógica de unas instituciones al servicio de la sociedad… que el que sus acciones entren a formar parte de la figura de algún delito. No soy abogado pero eso me parece.

      Sí que está en marcha un proceso de demanda internacional respecto a la pandemia hacia las cabezas más prominentes de este sinsentido… Esperemos que haya jueces con la suficiente decencia como para amparar estos intentos de la sociedad de defenderse ante este tipo de maniobras.

      Salud para ti y los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.