Kryon

Comparte esta entrada

En estos tiempos en los que el propio tiempo se vive vertiginosamente, hay muchas personas que se ven orientadas a tener en cuenta una fecha clave: 21 de Diciembre de 2012. Es la fecha en la que se concluye el Calendario Maya. Se ha tomado, a lo largo de los tiempos, como una fecha apocalíptica, de destrucción de la Humanidad

En la medida en que nos hemos ido acercando, han aparecido en el mercado literario esotérico múltiples libros que nos hablan de seres, entidades de diverso orden, de diferente procedencia, casi siempre de planetas o estrellas lejanas (muy cercanas, por otra parte, si observamos la inmensidad de los 14.000 millones de años-luz en los que se calcula la extensión de este Universo en el que vivimos).
 
 
De entre el sinfín de libros y autores, lo primero de lo que oí hablar fue de una entidad magnética
(tal como se autodefine) llamada Kryon. Leí algunos de sus libros (hoy en día hay 10 libros publicados con este título), me resultaron interesantes…, y seguí adelante con mi vida.
 
 
Últimamente, coincidiendo con mi nueva singladura a través de La Reconexión, Kryon ha vuelto a aparecer en mi vida, y estoy continuando la lectura de sus libros. Dentro de su línea de mensaje está lo que él llama Co-creación; que, para entendernos, es una práctica en que se une el pensamiento con la intención clara, y que sintoniza con la Ley de Atracción, tema principal del libro ‘El Secreto’, del cual se han hecho diversas versiones y una película.
 
 

La cuestión es que cada ser humano tiene la posibilidad de ‘co-crear’ la realidad que va a vivir. No es cuestión de esperar a ver qué me va a tocar vivir. No hay predeterminación, somos libres para elegir qué vamos a vivir. Habitualmente, las personas no son conscientes de esa realidad ni de su posibilidad de ser los dueños de su destino, así que los mensajes que envía al Universo (¡qué mal estoy!, ¡cómo me duele!, ¡eres imbécil!, ¡soy incapaz!…) lo que generan, más si son enviados con una carga intensa de sensación, es más de lo mismo. En resumen, nos dedicamos, día a día, a reforzar nuestras penas, nuestros sufrimientos… Entonces, ¿en qué sentido podemos esperar que nos responderá el Universo?

 

 
Poco a poco, iré colgando entradas con contenidos de esta fuente (Kryon), que me parece de alto interés para la Humanidad.

 

 
Salud para ti y los tuyos.

Comparte esta entrada

20 comentarios en “Kryon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.