La Era de la Información

Comparte esta entrada

LA ERA DE LA INFORMACIÓN(¿Dispones de 9 minutos para leer este texto?)

No es un secreto decir que estamos viviendo actualmente en la Era de la información. Y ésta, dependiendo de dónde se obtenga, cómo se estructure y difunda, puede generar ideas, actitudes y conductas muy diferentes… y transformarse también en desinformación.

Como ya es habitual en este blog, y como deferencia a las personas que prefieren escuchar a leer, voy a colgar a continuación el vídeo del texto.

El ejemplo más claro ha sido todo este vendaval que ha sacudido el planeta respecto a la información sobre la dichosa pandemia. Hemos estado sumidos en esta locura por obra y gracia de la saturación de una “información” manipulada, urdida y tejida, que ha hecho hueco en las mentes de las personas, sin distinción de credos, sexos ni orientaciones políticas.

La Ciencia, en sí misma, siempre se ha caracterizado por buscar la mayor cantidad de datos y experiencias sobre una realidad con la finalidad de darle sentido y explicarla. Como consecuencia directa, la Ciencia ha organizado paradigmas, verdades en las que basar el conocimiento… esperando que en algún momento esas “verdades”, que lo han sido y han servido durante un tiempo, pudieran ser refutadas o rebatidas con éxito por los propios avances de la Ciencia.

En este caso de la pandemia, la verdadera Ciencia ha desaparecido del escenario y ha dado paso a científicos que, bien por anhelo de poder o por miedo a ser expulsados del escenario y perder su “statu quo” o incluso sus puestos de trabajo, han manipulado de diversas formas la información existente.

El procedimiento utilizado ha sido muy variado: desde mirar hacia otro lado, hasta manipular directamente los datos para obtener los resultados requeridos por sus amos, los laboratorios farmacéuticos y los centros de poder político. Tal cual.

No ha habido ninguna época como la actual, con la importancia que tiene la información (como ya he mencionado anteriormente), en la que se haya censurado a tanta gente dispar por atreverse a expresar y mostrar hechos, datos constatables que difieren de la verdad única impuesta.

El poder, a modo de una apisonadora gigante, ha orquestado junto a las grandes corporaciones, los verdaderos núcleos de poder en este sistema social abocado al desastre, una estrategia con diversos pasos a recorrer, y cuya culminación es anular al ciudadano de a pie. Ahí tenemos las diversas agendas como la 2030.

¿Qué puede generar en una persona, incluso una persona formada en Ciencia, que confía en los organismos reguladores cuando observa los intentos de la FDA de esconder la documentación que Pfizer le pasó a la hora de solicitar la autorización de uso por emergencia de su inyectable frente al Covid-19?

¿Cómo se tomará esa persona confiada que la FDA haya querido diluir en 75 años la publicación abierta de esos documentos?

¿A qué conclusiones llegaría una persona normal cuando se ha podido comprobar la manipulación de los datos de esos documentos en cuanto al barrido de casos de efectos adversos graves y muertes?

Esto es sólo un ejemplo.

A continuación, voy a referirme a los cambios que se suceden en los documentos de los CDC norteamericanos. Hasta el 22 de julio pasado (de 2022), en los documentos de los CDC se podían ver una serie de afirmaciones como si se trataran de leyes de las que no se debe dudar de su acierto.

CDC Y VACUNAS COVID-19Pues bien, estas afirmaciones rayan la mentira más burda.

Las vacunas ARNm no pueden provocar infección con el virus que causa Covid-19 u otros virus.

Entonces, ¿qué pasa con la cuantificación de casos de infecciones Covid en las personas inoculadas previamente y la aparición de casos, por ejemplo, de herpes zóster en inoculados? Por no hablar de la enorme cantidad de efectos adversos cardiovasculares, neurológicos, inmunológicos, etc…

El ARNm de estas vacunas no entra en los núcleos de las células, donde reside nuestro ADN por lo que no puede cambiar ni influir sobre nuestros genes.

Falso. Parece que los expertos de los CDC, este organismo de control de la información sobre la salud y la enfermedad, no han leído o no han querido enterarse de la existencia de la enzima Transcriptasa Inversa, presente en muchas personas, capaz de transformar ARN en ADN y entonces sí, poder interferir (al menos como posibilidad) con nuestro propio ADN.

Nuestras células desactivan el ARNm de estas vacunas, permitiendo que sólo permanezcan unos pocos días después de la inoculación.

Los científicos estiman que la proteína spike, al igual que lo hacen otras proteínas sintetizadas por nuestros organismos, pueden permanecer unas pocas semanas.

También es falso.

Es verdad que no ha habido muchos estudios sobre la permanencia de estas sustancias en los cuerpos de las personas inoculadas, pero sí que hay alguna referencia (noviembre 2021) sobre la persistencia de exosomas lanzados por el bazo conteniendo la proteína Spike durante, al menos, 4 meses tras la inoculación.

Y también en relación a la presencia de ARNm, se ha comprobado (enero 2022) que, al menos en los centros germinales de los ganglios linfáticos, se ha detectado el ARNm de la inoculación a los dos meses de la misma.

Con la política de reinocular cada pocos meses, están provocando una enorme cantidad de patología que el sistema sanitario detectará pasado un tiempo. No demasiado.

Y se ha comprobado anteriormente que los niveles de la proteína Spike detectados han sido bastante más altos tras la inoculación (picos de 174 pg/mL) que en las personas con una afección grave de Covid-19 (entre 3’2 y 16 pg/mL).

Otra táctica que están empleando las agencias de Salud Pública de diversos países es dejar de publicar datos importantes respecto a, por ejemplo, muertes según el estado de vacunación. ¿Por qué será?

Ha sido curioso el caso de la provincia de Manitoba, en Canadá. Sus autoridades de Salud Pública comenzaron a mostrar los casos graves de Covid-19 por estado de inoculación en marzo de 2022. Y al comienzo sí que había una diferencia sustancial entre mayor gravedad en no inoculados que en los doble y triplemente inoculados.

Pero cuando salieron los datos de mayo, en los que la eficacia de la inoculación se vino abajo, como se puede ver en la siguiente gráfica,

DATOS DE MANITOBA

cuando se comprobó que las cifras de muertes en vacunados son un 40% más altas que en los no vacunados, y que las cifras de hospitalizados (incluyendo los ingresos en la UCI) eran también un 30% mayores… han dejado de mostrar nuevos registros mensuales.

El día 11 de agosto, en el último informe de Manitoba, se decía: 

Las actualizaciones mensuales sobre los resultados graves después de la vacunación se suspendieron a partir de la semana 31 (que comienza el día 1 de agosto). Manitoba Health continuará monitoreando la efectividad de la vacuna Covid-19 e informará periódicamente cuando los datos lo permitan.

Y siguen repitiendo el mismo mantra, independientemente de las cifras mostradas:

Las vacunas contra la Covid-19 continúan brindando una protección importante contra enfermedades graves después de la infección por todas las variantes de preocupación (COV) de la Covid-19.

Tras habérseles solicitado una explicación sobre los motivos que han inducido a dejar de mostrar los datos… sólo hay silencio.

En otro territorio canadiense, la Columbia Británica, ha sucedido algo parecido. Hubo un tiempo en el que sacaron a la luz pública informes semanales con datos sobre repercusiones graves de la Covid-19 estratificados por edad y estado de vacunación.

A partir del 28 de julio, los CDC de la Columbia Británica los retiraron. Solicitada una explicación al Ministerio de Salud de dicha provincia, la respuesta no tiene desperdicio.

Como la mayoría de la población ahora ha sido vacunada con al menos dos dosis de la vacuna y muchos más han sido infectados con Covid-19, los datos se volvieron difíciles de interpretar.

¿A quién pretender engañar?

Ontario, otro territorio de Canadá, también solía publicar semanalmente los datos sobre casos graves de Covid-19 por estado de vacunación. Los datos de casos y de hospitalización dejaron de publicarse a partir del 30 de junio de 2022, Los datos de muertes por estado de vacunación se siguen mostrando… pero sin procesar.

Lo sucedido en Escocia fue muy curioso. Se publicaban semanalmente los casos graves por estado de vacunación hasta que en el informe del 2 de marzo de 2022 se avisó de que ya no se informaría sobre ello a partir del 16 de febrero. Y la explicación que motivó tal medida es, como diría mi difunto ex-suegro: “es como para ir a mear y no echar ni gota”.

Debido al creciente riesgo de mala interpretación debido a las crecientes complejidades a medida de que la pandemia de Covid-19 entra en su segundo año, el PHS ha tomado la decisión de no informar más los casos, hospitalizaciones y muertes por Covid-19 por estado de vacunación semanalmente.

Sin comentarios.

En las últimas gráficas que mostraron, como en ésta respecto a la tasas de mortalidad por estado vacunal y estandarizado por edad,

MORTALIDAD COVID EN ESCOCIAse podía comprobar que los no vacunados, por ejemplo, tenían menores tasas de mortalidad que las personas doblemente inoculadas, aunque en la gráfica se intentaba destacar la eficacia del tripe pinchazo, con el fondo de color verde.

En el Reino Unido, la Agencia de Seguridad Sanitaria avisó en el informe del 7 de abril que ya no iban a publicar sobre el estado de vacunación de los casos, hospitalizaciones y muertes por Covid-19.

La razón esgrimida por la agencia de salud pública británica fue que había finalizado la provisión de pruebas gratuitas de Covid-19 para el público en general y que ello afectaba la capacidad de monitorear con solidez los casos de Covid-19 por estado de vacunación. La agencia no explicó por qué la finalización de las pruebas gratuitas de Covid-19 afectaría el informe de hospitalizaciones y muertes asociadas a Covid-19.

¡¡En fin!!

Dentro del mundo disidente, circulan informaciones de todo tipo: unas creíbles y otras no tanto. Pero, entre la paja, de vez en cuando asoman perlas de información como la que publica “The Exposé” el día 9 de agosto pasado.

En la publicación se afirma que las agencias de Salud Pública del Reino Unido han mentido a la población al decir que no poseen información sobre las muertes por Covid-19 tras ciertos días después de la inoculación. La Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) sí dispone de esa información.

MUERTES COVID-19 POR ESTADO DE VACUNACIÓN INGLATERRANo sólo el mayor número de muertes durante el pasado año (2021), 9 de cada 10 fallecimientos por Covid-19, se produjo en personas inoculadas. En abril y mayo de 2022, el 94% de los fallecidos por Covid-19 estaban inoculados, como se ve en la siguiente gráfica.

MUERTES COVID-19 POR ESTADO DE VACUNACIÓN INGLATERRA (ABRIL-MAYO 2022)Y de estas muertes, el 90% estaban triplemente inoculados, como se puede ver más claramente en esta gráfica.

MUERTES COVID-19 POR ESTADO DE VACUNACÍON INGLATERRA (ABRIL Y MAYO 2022)Más datos que surgen de la UKHSA

MUERTES COVID-19 EN 60 DÍAS TRAS PRUEBA POSITIVA INGLATERRA (MARZO 2022)Como se puede observar en el informe de Vigilancias de Vacunas de la semana 13, durante el mes de marzo de 2022, del total de muertes catalogadas por Covid-19 (60 días después de una prueba positiva): el 92% de las muertes se produjeron en personas inoculadas.

Más cifras de la UKHSA:

UKHSA POBLACIÓN VACUNADA EN INGLATERRA POR EDADEn total, son 44’48 millones de británicos los que se han puesto al menos una dosis.

ONS MUERTOS COVID-19 DENTRO DE 60 DÍAS TRAS INOCULACIÓN INGLATERRA (ENERO 2021 - MAYO 2022)Y son 180.659 los fallecidos por todas las causas que han muerto en Inglaterra dentro de los 60 días siguientes a su inoculación… por lo que al cruzar estos datos se llega a calcular que 1 de cada 246 inoculados en Inglaterra murió dentro de los siguientes 60 días a su inoculación.

Es como para echarse las manos a la cabeza y, a la vez, aburrirse por la impermeabilidad de las mentes de la mayoría de sanitarios. Menos mal que ya hace un tiempo que he optado por no dedicar tanto tiempo a estas cuestiones. Cuestión de supervivencia.

Y para más colmo de males, ahora el gobierno del inefable señor Sánchez nos sale con un nuevo Decreto Ley destinado a los llamados “influencers”; o sea, las personas que generan productos de información en la red y que son seguidos por miles de personas en las diferentes redes sociales.

Como es un tema de importancia, lo voy a dejar para otra ocasión. Pero no tiene desperdicio y nos muestra a las claras la intención perversa de nuestros gobernantes.

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCÍON GRATUITANo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

También me puedes seguir en mi Canal de Telegram:

https://t.me/silvanobg_elartedevivir

Salud para ti y los tuyos.


Comparte esta entrada

2 comentarios en “La Era de la Información

    • Hola, Poeta blandengue.

      Parece que el plan previsto por esos “iluminados” pasa por mantenerse ellos en la cima del cotarro, como siempre, y dejar a unos cuantos siervos-productores-utilitarios. Y para ello, qué mejor que convertirlos en híbridos con máquinas.

      Conmigo que no cuenten.

      Salud para ti y los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.