Llamadas con Dudas

Comparte esta entrada

LLAMADAS CON DUDAS

(¿Dispones de 6 minutos para leer este texto?)

Hace unos días, recibí una llamada por teléfono de una persona, un hombre joven, padre de familia, y muy preocupado por la situación actual que nos está tocando vivir en el planeta Tierra.

Como viene siendo habitual ya en este blog, voy a dejar el vídeo correspondiente, dirigido a aquellas personas que prefieren escuchar a leer.

El motivo de la llamada era compartir conmigo sus inquietudes sobre diversas cuestiones del tema y escuchar mi opinión o la información que le pudiera proporcionar para luego él , junto a su pareja, tomar decisiones. Esto es lo que yo llamo, una actitud responsable

Yo, generalmente, tanto en consulta como cuando estoy en conversación y se me pregunta sobre cualquier cosa, tiendo a no adueñarme de las decisiones del otro y, como consecuencia, no responsabilizarme de lo que decida hacer.

Concertamos una visita “en línea” y, cuando llegó el día y la hora prefijada, ya “cara a cara”, me planteó (como ya he adelantado) diversos subtemas del proceso Covid:

  • El origen de todo este lío. Yo le expuse que para mí está claro que, mecánicamente, no hay duda que salió de un laboratorio de Wuhan. No tengo idea de si fue provocado o no. Siento que esto, realmente, no es lo más importante, sino que ha servido para poner en marcha o pisar el acelerador de una agenda.
  • ¿El virus es real? Para mí también es evidente que, como las meigas, existir, existe. Ahora bien, no es un virus que todavía nadie haya podido aislar ni purificar convenientemente como para probar su existencia diferenciada de cualquier otro material genético. Es lo que en Biología se denomina un “virus quimera”, un artificio que se pudo lograr a través de las bibliotecas genómicas que existen en el mundo. Ahora es muy fácil “crear” virus o variantes de virus desde el ordenador.
  • Posibles otras causas del proceso. También soy de la opinión de que en este proceso Covid coexisten otros elementos que la ciencia (con minúsculas) y los gobernantes se niegan a considerar: radiaciones electromagnéticas, inclusión de sustancias “extrañas” en los viales de los fármacos de experimentación génica que osan llamar vacunas. Además del varapalo dado a los sistemas inmunes de la población por el miedo difundido a través de los medios de comunicación, así como por la serie de medidas generadas por los gobiernos mundiales (confinamientos, separación, mascarillas…).
  • Tema PCR. Ante la pregunta directa de si sirven o no para diagnosticar un caso, mi respuesta es clara y rotunda: no sirven para eso. No hay una especificidad adecuada, por lo que han dado positivos restos de otros gérmenes… y, sobre todo, cuando se utilizan ciclos de amplificación por encima de 25-30 en casos en los que no hay clínica sintomática. No hay más que decir. ¿Consecuencia de la aplicación de las PCRs mal enfocadas? Pues ni más ni menos que los diferentes oleajes que se han vivido. Han sido más “olas de casos PCR+” que de enfermedad mortal. También en este tema PCR, me lanzó la posibilidad de que con los propios hisopos se pudiera inocular algo en la mucosa nasofaríngea de las personas… Ahí, si ya nos metemos en cómo una mente perversa puede actuar, cabe todo tipo de hipótesis… y generalmente no entro a considerarlo. Nos volveríamos todos paranoicos.
  • Si ya hemos pasado la Covid, ¿para qué inocularnos nada extraño? Efectivamente, no tiene ningún sentido que, sabiendo como se conoce documentalmente, que las personas que han pasado Covid han construido un sistema defensivo a prueba de coronavirus mucho más potente, fiable y duradero que las personas inoculadas, repito, no tiene ningún sentido médico o científico que se les ponga en la fila para recibir la inoculación de turno.
  • Pasaporte Covid obligado. Visto lo visto en Galicia, Euskadi, Cataluña, etc, el tema ya pasa por ser una cuestión jurídica. Y va a ser el criterio de personas que saben de leyes pero sin conocimientos científicos el que dicte sentencia sobre si las personas debemos acreditar nuestro estado vacunal para permitirnos ciertos derechos sociales. También aquí soy muy claro: ante un proceso en el que se ha comprobado que tanto los vacunados como los no vacunados pueden contagiarse y contagiar… no tiene ningún sentido médico o científico pasar por el aro de la obediencia ciega e inocularse algo ineficaz y de frecuentes (y en casos muy graves) reacciones adversas a fin de obtener un salvoconducto para poder realizar alguna actividad en la sociedad. Y estoy pasando por alto que vacunarse de cualquier cosa, hoy por hoy, en nuestro país, no es obligado por ley.
  • Las vacunas en general. En este tema suelo contar mi experiencia como padre. A mis primeros hijos les vacuné como correspondía, tal y como había aprendido en la facultad de Medicina. Hasta que llegó a mis manos una serie de informaciones sostenidas en estudios y gráficas con series históricas muy amplias en las que ese cimiento de la Medicina que tenía consolidado… se me vino abajo. A partir de ahí, dejé de ponerles a mis hijos las vacunas de recuerdo correspondientes y a mi hija pequeña no la vacuné. Tengo recolectadas un buen montón de gráficas de series históricas del siglo XX donde se comprueba tozudamente que la razón de la supervivencia de los niños ante esas enfermedades de las que se intenta prevenir, no es por las vacunas. La introducción de las vacunas masivas no hicieron pestañear las gráficas de mortalidad, que ya traían una pendiente descendente de por sí. Pongo aquí unas cuantas gráficas como ejemplo para quien quiera verlo. A la evolución descendente de la mortalidad le da igual si hay una vacunación masiva que si no la hay.

MORTALIDAD - VACUNAS - U.S.A.

MORTALIDAD ESCARLATINA - U.S.A. - REINO UNIDO (1901-1965)

  • Transfusiones de sangre. ¿Qué va a ocurrir con la sangre de las personas que han donado estando inoculados de Covid? Pues no lo sé. Pero como se ha visto que el contenido de las inoculaciones no se queda en el músculo deltoides sino que se distribuye por la circulación sanguínea, y las proteínas víricas que el propio cuerpo sintetice (y que son tóxicas de por sí, sin la necesidad de que esté el virus entero) pueden depositarse allí donde haya receptores ACE2, no es ilógica la pregunta. ¿Podrán transmitir esas bolsas de plasma la temida proteína spike y provocar sus efectos en las personas receptoras de esas transfusiones sanguíneas? Esto abre una parcela para ser estudiado. ¿Alguien lo estudiará?
  • Problemas de fertilidad. Por último, me planteó la posibilidad de que las inoculaciones Covid interfieran con la fertilidad. Yo (ni creo que nadie) puedo asegurar nada. Lo único que le pude responder es que esos receptores ACE2, a los que van dirigidos la proteína spike, la que los cuerpos de los inoculados van a fabricar cual si fueran robots, también están en los ovarios y testículos. Por ello, no se podría descartar algún tipo de interferencia con la fertilidad. Pero esto, como otros posibles efectos a medio o largo plazo, sólo se podrían dirimir cuando se hicieran estudios lo suficientemente largos como para comprobarlo. Nada de esto se ha hecho con las actuales falsas vacunas Covid.

Para terminar la sesión, le comenté un esquema que me había preparado de cara a la sesión previendo que las dudas fueran sobre la vacunación a los niños, la cuestión que estaba (y sigue estando) encima de la mesa de las familias. 

Para no alargarme excesivamente, voy a utilizar ese vídeo final para la siguiente entrada.

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCIÓN AL BLOGNo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

Salud para ti y los tuyos


Comparte esta entrada

2 comentarios en “Llamadas con Dudas

    • Hola, Francesc.

      Pues, ni más ni menos, al mejor cuidado de la salud en general: hábitos de higiene, alimentación, calidad de vida… No hay que olvidar que nuestros mayores vivieron en unas condiciones de vida bastante más duras de lo que hemos vivido nosotros.

      Actualmente, si salvamos las diferencias, es lo que ocurre en zonas subdesarrolladas de África (por ejemplo), en las que cada día luchan contra la inanición, con hambre, con escasez de agua en condiciones, dentro de un clima de miedo-guerra-violencia… Aquí, la mortalidad por estas enfermedades de las que se vacunan y otras (incluido el SIDA) siempre será más alta.

      ¿Qué hacer en estos territorios? Para mí está claro que es necesario ayudarles al menos a restablecer la normalidad que ya tenían antes de la intromisión de los imperialismos occidentales, ayudarles a satisfacer sus necesidades básicas, antes de inundarles con vacunas sin cambiar un ápice su situación de desnutrición e inseguridad permanentes.

      Salud para ti y los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.