La Pista del Dinero (1 de 2)

Comparte esta entrada

LA PISTA DEL DINERO-1(¿Dispones de 6 minutos para leer este texto?)

Ya lo decía el incisivo Quevedo: “Poderoso caballero es don Dinero”. Para poder comprender las dinámicas de la actual humanidad sólo hay que seguir la pista de este poderoso caballero.

Como ya es habitual en este blog, y como deferencia a las personas que prefieren escuchar a leer, voy a colgar a continuación el vídeo del texto.

Recientemente, me llegó un comentario del Dr. Juan Gérvas, un médico referente de la atención primaria rural, ya jubilado, pero muy bien documentado y que sigue haciendo mención a temas interesantes.

El tema sobre el que escribía era la aprobación de un fármaco de nombre innombrable (Aducanumab) que está autorizado por la FDA norteamericana para ser usado en la enfermedad de Alzheimer.

El caso es que la FDA aprobó de una manera “inusual” este fármaco de la farmacéutica Biogen el 7 de junio de 2021. Según leo en la revista JAMA,

Como la aprobación se basó en una reducción de las placas de beta-amiloide observadas durante los ensayos clínicos, y no en un punto final clínico, la FDA requirió un ensayo posterior a la aprobación para verificar si el tratamiento es beneficioso para los pacientes.

Sigo leyendo que esta aprobación de aducanumab es una de las decisiones más importantes y criticadas que ha tomado la FDA en años. El voto del comité asesor de la FDA en contra de la aprobación fue casi unánime, y el precio del tratamiento de mantenimiento cada 4 semanas es de aproximadamente $56.000 por paciente por año.

¡No se andan con chiquitas las farmacéuticas!

Imaginaos la grandísima cantidad de personas afectadas por esta lacra de origen todavía desconocido. Imaginaos la desproporcional e ingente cantidad de dinero en el balance de resultados de la farmacéutica.

El 20 de octubre de 2020, la compañía Biogen se mostró realmente contenta al informar de que la EMA (el regulador de medicamentos europeo) había aceptado la solicitud de autorización de comercialización del fármaco para el Alzheimer.

Sus visualizaciones tipo “cuento de la lechera” sobre la autorización de la EMA se desvanecieron el 16 de diciembre de 2021 cuando ésta emitió el veredicto negativo.

Vamos, que una cosa es que el fármaco en cuestión tenga un efecto positivo sobre unas estructuras proteicas ligadas a la enfermedad y otra cosa muy diferente es que haya una mejoría clínica en las personas que tomen dicho producto y libre de efectos adversos de cierta importancia.

En EEUU, Biogen tiene planeado iniciar un estudio multicéntrico de fase IV con una duración de 18 meses y que concluirá en 2026. Habrá que esperar los resultados. Aunque, fijándonos en las estadísticas publicitarias de Pfizer y compañía sobre sus inoculaciones Covid y sus eficacias rayando la perfección, habrá que mirar con lupa los estudios futuros.

Bueno, pues esta noticia ha dado pie no sólo a una investigación federal del gobierno norteamericano sobre la aprobación del fármaco por la FDA por la opacidad mostrada… sino también a estudiar cómo se relaciona la empresa Biogen con los médicos en general en EEUU.

Esto nos lleva al consabido tema de los conflictos de intereses en el ámbito de la Ciencia en general y de la Medicina en particular.

En EEUU se movieron hilos de cara a una Ley de Transparencia sobre pagos a médicos en 2010. En 2012 se constituyó el programa Open Payments (la base de datos) donde se deberían mostrar los pagos de la industria de la enfermedad a los profesionales sanitarios.

El gobierno EEUU hizo pública la Ley de Transparencia (la Ley Sunshine) en 2013, comenzando la recogida de datos en agosto del mismo año. La primera publicación de información sobre transacciones financieras salió a la luz en septiembre de 2014.

La publicación de la Ley y la puesta en marcha de su maquinaria tuvo un retraso considerable. Traspasó más de un año la fecha reglamentaria que se había puesto como límite, y mantiene unos plazos innecesariamente prolongados para la publicación de forma abierta de los datos en su sitio web.

Es claro, y así lo exponen los expertos independientes, que las relaciones económicas entre los médicos y las compañías farmacéuticas pueden influir sutil y no tan sutilmente en las opiniones y recomendaciones de los médicos en una variedad de marcos.

Y es evidente que dichos pagos están fundamentados de cara a beneficiar los balances en los resultados de las empresas y no para propiciar los mejores intereses de los pacientes.

En el estudio que voy a comentar a continuación, se buscaron los pagos de la empresa Biogen a los médicos norteamericanos entre 2015 y 2020.

De estos pagos se excluyeron los correspondientes a trabajos de investigación. Así pues, sólo se tuvieron en cuenta los honorarios de consultoría, costos de formación, gastos de comidas, viajes y las subvenciones.

Como el interés del trabajo se centró en Biogen y su fármaco para el Alzheimer, se filtraron los médicos de especialidades o subespecialidades relacionadas con dicha enfermedad: médicos de familia, internistas y neurólogos.

Los autores avisaron de que detectaron numerosos pagos a los que no se les asignó ningún identificador… por lo que también se excluyeron del estudio.

  • Entre 2015-20, Biogen realizó 273.727 pagos no relacionados con la investigación a 33.505 médicos por un total de algo más de 82 millones de $.
  • El 44% de los pagos estuvieron destinados al capítulo “otras actividades”, como pueden ser honorarios por conferencias.
  • El 36% de los pagos fueron por consultorías.
  • El 7% a sufragar viajes.
  • El 6% a pagar comidas.
  • El 6% para subvenciones.

En cuanto a qué tipos de médicos recibieron esas donaciones:

  • Los neurólogos recibieron el 82% del total de pagos (67 millones de $).
  • Los médicos de medicina interna se llevaron el 8%.
  • Los pediatras el 3%.
  • Los médicos de familia, cirujanos y radiólogos un 1% cada grupo.
  • 1.864 médicos (el 6% del total) recibieron más de 10.000$ por año. El 85% eran neurólogos y el 66% de los pagos estaban relacionados con un fármaco.
  • el 40% de los neurólogos de EEUU han recibido pagos de Biogen.

Este tipo de pagos  es una estrategia habitual de marketing de la industria farmacéutica y se destinan no sólo a médicos sino también a academias nacionales (Universidades), editores de revistas, enfermeros y otros asistentes sanitarios.

¿Creéis que esto de los pagos “a la remanguillé” se trata de un tema exclusivo de la industria/medicina? Pues agarraos a la silla para no caeros:

  • Más de dos terceras partes del Congreso estadounidense recibió pagos en 2020 de las principales compañías farmacéuticas antes de las elecciones de 2020.
  • 72 senadores y 302 congresistas cobraron cheques de la industria farmacéutica en este año 2020.
  • La cuestión afecta de forma bastante equilibrada a los dos partidos hegemónicos: 214 legisladores republicanos recibieron 7’09 millones de $, y 189 legisladores demócratas recibieron 6’62 millones de $.
  • Pfizer pagó más de 1’3 millones de $ a 228 legisladores.
  • La compañía Amgen pagó más de 1’2 millones de $.
  • y un largo etcétera hasta llegar a los 14 millones de $ en total.

Pero no os creáis que esto sólo lo hacen las farmacéuticas. Esto está en línea con los pagos que hacen otros sectores: asociaciones laborales (19’2 millones de $), aerolíneas (16’5 millones de $), bancos comerciales (14’6 millones de $), petroleras (14’24 millones de $), bufetes de abogados (13’38 millones $), y un largo etcétera también.

¿Hacia dónde va el hilo de esta historia? Pues a que cuando un sistema está tan enmerdado como lo que estamos viendo, tenemos que tener en cuenta a quiénes sirven, a qué poder en la sombra, las personas que dictan las normas y las recomendaciones, las guías sobre qué hacer y qué no hacer en nuestra conducta diaria en múltiples temas.

(Continuará)

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCIÓN AL BLOGNo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

También me puedes seguir en mi Canal de Telegram:

https://t.me/silvanobg_elartedevivir

Salud para ti y los tuyos


Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.