Problemas

Comparte esta entrada


¿Quién de nosotros carece de problemas? En realidad, poco importa cuál sea el problema… Hay problemas cuyo aspecto nos confunde, pues halaga los sentidos; pero, en el fondo sigue siendo un problema.

Si es un problema, es exactamente eso: un problema, y precisa ser eliminado. No importa que se trate de una mujer sensacional, o de un hombre maravilloso, o de un gran amor que se ha esfumado. Por más hermoso que haya sido la experiencia que has vivido, o lo significativa que haya sido la persona con quien has estado, si no existiera más sentido para ello en tu vida, tiene que ser eliminado.


Muchas personas cargan la vida entera el peso de cosas que fueron importantes en su pasado y que hoy solamente ocupan un espacio inútil en sus mentes, espacio que es indispensable para recrear la vida.

Un antiguo proverbio Chino dice: “Para que tú puedas beber vino en una copa que se encuentra llena de Té, es necesario primero tirar el té, y entonces podrás servir y beber el vino.”

Limpia tu vida. Comienza por las gavetas, armarios, hasta llegar a las personas del pasado que no tienen más sentido que sigan ocupando un espacio en tu mente.

No te quejes con tu Dios diciéndole que tienes un gran problema, dile a tu problema que tienes un gran Dios.

Salud para ti y los tuyos.


Comparte esta entrada

6 comentarios en “Problemas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.