Entrevista al Doctor Silvano Baztán de ‘Médicos por la Verdad’

(¿Tienes 10 minutos para leer esta entrevista?)

Hace unos días, una periodista del medio navarradigital.es me hizo una entrevista en relación al colectivo “Médicos por la Verdad”, en el que estoy incluido.

Hoy la han publicado y os la transcribo.

Su profesión, la de médico, y sus inquietudes sobre las informaciones difundidas acerca de la Covid-19, hicieron que Silvano decidiera entrar en el grupo conocido como “Médicos por la Verdad”. Compuesto por casi unos 200 médicos de toda España a los que les une, según describen, “su formación en Medicina y el deseo de llegar a toda la verdad respecto al COVID-19”.

Silvano es uno de esos médicos que están investigando para llegar a la verdad de este nuevo virus y de temas tan debatidos como la transmisibilidad aérea, la eficacia de la PCR, el uso de las mascarillas o las garantías de salubridad y efectividad de una nueva vacuna, con el fin de poder informar a la población.

  • ¿Qué es médicos por la verdad?

Es un grupo de unos 200 profesionales de la sanidad, concretamente médicos. Es totalmente heterogéneo, ya que no hay nada que nos una salvo nuestro interés en encontrar la verdad. Esa sensación o percepción de que lo que nos están contando no es real tal cual nos lo están contando.

Ideas repetitivas, machaconas, con las que se está haciendo ver a la población que algo es de una forma cuando a nosotros nos da la sensación de que no es tan real lo que nos están diciendo, de esa forma por lo menos. Lo que buscamos son informaciones lo más verídicas posibles.

La finalidad del grupo es recabar datos contrastados; de hecho, estamos organizándonos en grupos de trabajo con temas específicos para recoger y revisar datos de las diversas visiones de esta realidad, para poder llegar al público y mostrar otros aspectos que, en este momento, no están siendo difundidos.

Si comprobamos que los datos que ahora están diciendo son verídicos, no tenemos ninguna dificultad en asumir que la verdad es la verdad, pero hasta ahora no nos está dando esa sensación para nada.

  • ¿Qué diferencia a médicos por la verdad de los demás médicos?

Que nos atrevemos a decir lo que pensamos. Hay muchos más que tienen la mosca detrás de la oreja, que no se creen todo lo que ven y escuchan, pero por miedo o por consecuencias en el ámbito profesional, no se atreven. Lo que creo que más retiene e impide que muchos compañeros den un paso adelante es el miedo. No quieren meterse en líos, aunque no se crean exactamente lo que hay y lo que se está diciendo.

  • ¿Por qué decidió unirse a este grupo?

Porque la situación me olía mal. A través de las redes sociales vi que había sobre todo dos colegas que estaban saliendo a los medios y a las redes con un mensaje de duda sobre esta realidad. De alguna forma caló en mí, solicité el ingreso y ahí estoy trabajando.

  • ¿Cuál es su papel dentro del grupo?

En este momento estoy como portavoz del grupo de trabajo sobre vacunas. De alguna manera, todo el sistema político-sanitario se ha centrado, en un primer momento, en intentar buscar tratamientos directos con antirretrovirales o con lo que fuere. Y, evidentemente, poniendo una atención total sobre la “necesidad” que han fabricado de una vacuna salvadora.

Hay ciento y pico modelos de vacunas que están en investigación actualmente. Bien siguiendo modelos clásicos de procesos más o menos contrastados con una experiencia previa, o también otros procesos que, aparentemente, pueden ser más peligrosos por su innovación, como la introducción directa de ARN en nuestros organismos.

  • Hace poco hubo una conferencia de médicos por la verdad y eliminaron de Youtube los vídeos de su retransmisión, ¿cree que les están intentando silenciar?

Es así. Cuando publicas o cuelgas en los medios un vídeo de una rueda de prensa o cualquier noticia que tenga que ver con esto y directamente es censurado, pues queda claro.

No hay que ser muy listo para ver que en algo estamos molestando y que no tienen ningún deseo de que todo ese tipo de información y de agrupaciones llegue a la luz y cale en la población. Es una censura pura y dura de Youtube, Facebook, Vimeo, Google… Al final, están todos manejados por las mismas personas.

  • ¿Por qué no interesa que llegue la información que comparte su grupo?

A nivel personal, yo lo contemplo como que existe una especie de agenda con un plan trazado por el que están teledirigiendo a la población. Están enfocando la atención del público, entre otras cosas, a mascarillas sí o no, desconfinamiento.

Están enfocando la atención a que llegue la vacuna, la que sea, todo ello rodeado de un clima de miedo. En esa carrera hay muchas empresas que están pugnando y eso no interesa desmontarlo, es negocio.

No entro en otras posibles consecuencias, pero la primera y más evidente es el negocio, que ya lo hemos visto en otros intentos de montajes pandémicos a lo largo de hace no muchos años.

  • Médicos por la verdad busca manifestar la verdad, ¿cuál es esa verdad?

Más que en verdades, en lo que podemos poner énfasis es en el engaño, en la no verdad de cosas que se están trasmitiendo, como puede ser el tema de las mascarillas. La mascarilla, al ser una barrera mecánica, algo va a hacer, pero lo que está claro es que la estructura de mallas de ninguna de estas máscaras habituales -evidentemente las especializadas de laboratorio sí- van proteger a su portador de que un virus entre ahí.

La transmisión por aire a través de aerosoles es un tema que está bastante discutido, y para que haya una transmisión veraz de una de estas partículas son necesarias dos cosas: que realmente llegue una carga viral importante a las personas, y que esté el tiempo suficiente en ese ambiente para que esa carga viral pueda entrar directamente en la mucosa respiratoria de la persona que lo recibe.

Este tipo de condiciones no se cumple al aire libre. El ver a las personas, incluso dentro de la playa con mascarilla, como lo veo diariamente desde mi casa, es de locos. Que alguien me compruebe en un estudio verificado y contrastado que realmente en una playa o en un espacio público abierto va a haber cualquier tipo de carga viral y el tiempo necesario para que esa persona se infecte. Que lo demuestren, porque eso no es real.

Yo no digo cuál es la verdad, lo que estoy diciendo es que eso es absolutamente mentira, es una falsedad, y están bombardeando a la gente transformándola en policía de balcón.

  • Newtral o Maldita.es califican lo que dice Médicos por la verdad como bulo, falso, o teoría conspirativa ¿por qué cree que esto es así?

Ésa es la dinámica habitual cuando alguien se sale de lo que es la verdad establecida. De primeras es el ninguneo, o sea, no prestar atención, que no aparezca en ningún sitio; pero por otro lado viene el descrédito, el enfrentamiento, la ridiculización. Que digan lo que quieran. No es verdad lo que dicen.

La OMS ha mostrado posiciones contrapuestas: un día aparecía una directora adjunta diciendo que la transmisión aérea no es posible y que los asintomáticos no transmiten, y en menos de 24 horas decían lo contrario. Cuando una asociación que es de carácter mundial y que pretende englobar y dar puntos de referencia, cauce, a la ciencia médica y consejos sanitarios a la población a nivel mundial, hace este tipo de variaciones tan alegremente, deja de ser creíble.

Pandemia hay todos los años por la gripe, con 650.000 fallecidos en el mundo y no se montan estos fregados. Los defensores tipo “maldita” simplemente hacen su labor. Detrás de todo esto están los de siempre: las redes de Soros, la Fundación Bill y Melinda Gates, y otros grandes emporios. En este tema sociosanitario son los grandes emporios los que están promoviendo este pánico y las reacciones.

No defendemos que seamos los portavoces de la verdad, pero vamos a ir a buscarla. Y si se demuestra cualquier cosa que ponemos en duda, no tendremos ningún inconveniente en rectificar.

  • ¿En qué situación se encuentra la pandemia mundial en España actualmente?

De aparente alarma total, hinchando falsamente las cifras de nuevos casos por las pruebas de PCR+, aunque la gran mayoría sean asintomáticos; o sea, gente sana. Lo que veo es que si la cosa sigue así, vamos a un siguiente confinamiento provocado por el propio sistema (no por el virus), a un sistema de censura, de disminución de la libertad personal. No me gusta un pelo.

En otoño-invierno, en la estación fría, va a venir el virus de la gripe. Entonces, a esta historia montada se le va a añadir una gripe normal, con la que anualmente se suelen colapsar los hospitales. Fundamentalmente, lo que se ha visto en la fase aguda de la pandemia es que se ha hecho desaparecer la atención primaria y se ha enfocado todo a las urgencias hospitalarias. Pues claro, vas a provocar un colapso, no hay otra.

La atención primaria ha estado meses cerrada, la atención de enfermos crónicos también. Con total certeza, las cifras de mortalidad van a aumentar por esta no asistencia, seguro. Situación en España: no me gusta un pelo.

  • ¿Qué opina sobre la recomendación del distanciamiento social?

Realmente, la cuestión fundamental es clarificar si es una epidemia transmisible por el aire o no, y no lo es salvo que yo te tosa, te escupa, te estornude o vocifere encima tuya. Pero, salvo eso, no hay transmisibilidad aérea mediante aerosoles.

Entonces, que en un sitio cerrado se procure una distancia de seguridad me parece acertado, correcto. Que en lugares cerrados se use mascarilla por respeto, me puede parecer correcto; pero ir más allá y a golpe de multa, no.

  • ¿Cuáles son los planes futuros de médicos por la verdad?

En principio, estamos iniciando trabajo, agrupando a los miembros en diferentes grupos de trabajo específicos con el fin de que de cada grupo salga información para transmitirla a la población en general. Los grupos de trabajo están todavía en labor interna. No hay nada nuevo contrastado que se pueda decir en este momento, salvo las sospechas.

La finalidad última, cuando tengamos una información más o menos estructurada sobre los diversos temas, es mostrarla. Y, hasta entonces, seguir expresando nuestra opinión sobre lo que estamos viendo. Como grupo sólo se puede decir que, en la medida en que tengamos una información contrastada y fiable sobre los diversos aspectos de la trama, la compartiremos con la población.

Dar a la población una información que sea creíble, y también a nuestros compañeros médicos, incluidos los Colegios Oficiales de Médicos, que están haciendo totalmente un “mutis por el foro”.

Si quieres suscribirte gratuitamente a las nuevas entradas del blog, puedes hacerlo clicando en la siguiente imagen (que está también en el margen derecho del blog). Te saldrá una ventana en la que podrás incluir tus datos, adonde quieras que llegue el mensaje-aviso de las nuevas entradas.

SUSCRIPCIÓN AL BLOGNo olvides que tendrás que confirmar la suscripción cuando te llegue un mensaje a la dirección de correo que has puesto; si no lo haces, la suscripción gratuita no se te activará.

Salud para ti y los tuyos.

6 comentarios en “Entrevista al Doctor Silvano Baztán de ‘Médicos por la Verdad’

  1. Hola doctor Silvano, ¿toda la aseveración de que Soros, Gates etc, conspiran contra el mundo se basa en el exceso de tener que llevar mascarillas por la calle y realizar las pruebas mediante los no fiables PCR? ¿Cuál sería la alternativa válida para averiguar la presencia de este virus?

    Hablas del miedo a enfermar pero ¿no resulta mucho más aterrador pensar que Soros y Gates están hipnotizando al mundo para llevarnos a una realidad distópica? Yo estaría en pánico si pensara así.

    En mi opinión, también sería bueno sacar a la luz y divulgar los estudios que demuestran que no puede haber contagio al aire libre. También comprobar si existen estudios contradictorios en este sentido y qué grado de fortaleza presentan unos y otros. Los datos contrastados son un poderoso apoyo para eliminar la rumorología y la generación de falsas realidades.

    Un cordial saludo

    • Hola, David.

      Me imagino que tu primera pregunta es retórica, ¿no? Es vidente que la hipótesis distópica que comentas no está en relación causal directa con el uso o no de mascarillas y la fiabilidad de PCR. No sé a dónde quieres ir a parar con ese planteamiento.

      La alternativa más válida para detectar la presencia de un virus, actualmente, sería aislarlo-purificarlo correctamente, y posteriormente secuenciarlo. Obtener en cultivos así realizados el patrón oro, el “gold standard”, y a partir de ahí realizar las pruebas, tanto PCRs como serológicas correspondientes. Pero sin tener ninguna duda de cuál es el bicho a identificar.

      Y, sin separarnos de esa cuestión técnica, veo necesario contemplar que, como siempre se ha hecho en Medicina, lo primero será detectar enfermos, no ir a buscar el virus a cada puerta, hisopo en mano, detectar bichos en población sana indiscriminadamente. La cuestión de los enfermos asintomáticos genera una controversia y un estado de sospecha permanente en la población que en nada ayuda, según mi parecer, a la resolución de esta ya inexistente pandemia. ¿Dónde están ahora mismo las personas afectadas y tristemente fallecidas? Porcentualmente, ¿suponen ahora mismo una situación de pandemia? Va a ser que no, se mire como se mire.

      Estás mezclando con el tema del miedo dos realidades de planos diferentes. El miedo que se palpa en nuestra sociedad ahora mismo es al contagio, al virus, a morir o que mueran nuestros seres queridos. Es el miedo más a corto que se observa por todos lados y que hace que nuestros sistemas inmunes dejen más puertas abiertas a cualquier germen con cierta “mala leche”, desde el mantenimiento de un estrés cronificado y alimentado continuamente de forma irracional por los medios y las autoridades,

      El otro miedo, más distópico, el relacionado con el plan urdido por los Soros, Gates, Bilderberg y compañía, es factible que pueda estar relacionado con la realidad que estamos viviendo en el plano más corto. Si tiene visos de ser real o no ese tipo de planes oscuros… ahí no entro, pero para una mente abierta, en la medida en que se cuestionan los “porqués y para qués” de lo que ha sucedido y sigue sucediendo con esta pandemia… y lo que se está preparando con la invitación (como “única vía de salida” de la actual falsa pandemia) a inocularnos con vacunas experimentales de modificaciones genéticas sin estudios de seguridad a largo plazo… Todo ello mezclado puede suscitar una hipótesis de distopia en toda regla.

      Lo del contagio al aire libre, es irracional. Aun creyendo que la “culpa” de contraer una enfermedad sea únicamente algo relacionado con la presencia o ausencia de un bicho (que no me lo creo para nada), Para que haya contagio real de un virus, deben cumplirse dos factores, “sine qua non”: la recepción de una importante carga viral y durante un tiempo “suficiente” para que esa carga viral pueda hacer incursiones en el cuerpo de la persona invadida. Eso, suponiendo que el sistema inmune de la persona receptora del germen esté como atontado por cualquier causa.

      Si con esas premisas vamos a cualquier ejemplo en la calle, en nuestros paseos, en el ejercicio al aire libre, etc… es completamente irracional el obligar a enmascararnos en espacios en los que haya una ventilación adecuada, una separación prudente y un contacto efímero con cualquier persona. Todo lo que se diga a partir de ahí, para mí carece de valor.

      Acabo de ver un vídeo en el que (26 de Agosto) una persona del departamento de prensa de la OMS (Nyka Alexander), en lo que parece ser una sesión informativa con otras dos personas del staff de la OMS, abierta a interacción con los televidentes, al ser cuestionado el porqué las personas que se ven alrededor de la mesa no están llevando mascarilla, con total claridad responde que están manteniendo una distancia de seguridad y que el local está bien ventilado. Este fragmento del vídeo está en el minuto 2:34 hasta 2:57.

      Aunque mi escepticismo con la OMS, tanto por las diferentes pifias que ha cometido a lo largo de su recorrido como por el hecho de que está sufragada por intereses económicos y no económicos totalmente reconocidos, es real, voy a copi-pegar una respuesta de un documento oficial (7 Junio 2020) respecto al uso de las mascarillas.

      ¿Cuál es la posición de la OMS respecto a las mascarillas?
      El uso de mascarillas debe formar parte de una estrategia integral que incluya medidas destinadas a eliminar la transmisión y salvar vidas; la utilización de una mascarilla no basta para proporcionar un nivel adecuado de protección contra la COVID-19. También es necesario mantener una distancia física mínima de un metro con otras personas, lavarse las manos frecuentemente y evitar tocarse la cara y la mascarilla.

      Las mascarillas médicas pueden proteger de la infección a las personas que las llevan y evitar que aquellas que presentan síntomas propaguen la enfermedad. La OMS recomienda que los grupos siguientes utilicen mascarillas médicas:

      Trabajadores sanitarios
      Personas con síntomas compatibles con la COVID-19, incluidas las personas con sintomatología leve
      Personas que cuidan a casos sospechosos o confirmados de COVID-19 fuera de centros sanitarios
      También se recomienda que utilicen mascarillas médicas las personas de riesgo siguientes cuando se encuentren en zonas de transmisión generalizada y no puedan mantener una distancia mínima de un metro con otras personas:

      Personas de 60 años o más
      Personas de cualquier edad con enfermedades subyacentes

      Aunque muchas personas utilizan mascarillas higiénicas de tela en zonas públicas, existen escasas pruebas de su eficacia, y la OMS no recomienda su uso generalizado por la población como medida de control de la COVID-19. Sin embargo, la OMS recomienda a los gobiernos que fomenten la utilización de mascarillas higiénicas de tela por la población general en áreas donde la transmisión sea generalizada, en áreas donde haya una capacidad limitada para aplicar medidas de control y, especialmente, en entornos donde no sea posible mantener una distancia física de al menos un metro, como en medios de transporte público, tiendas u otros lugares cerrados o concurridos.”

      Salud para ti y los tuyos.

    • Hola, Fermín.

      Me da la sensación de que te gusta, simbólicamente, mear fuera del tiesto. Nadie tiene la solución al tema de cómo proteger lo mejor posible a nuestros mayores… Pero la cuestión, a mi modo de ver, no pasa por los PCR masivos indiscriminados, sino prestar atención a las personas que tengan síntomas y boletos de multipatología, generar un buen diagnóstico (difícil con los actuales PCR) y hacer allí un rastreo de contactos…, dejando en paz a las personas sanas.

      Al referirnos a este tipo de situaciones, en los abuelos en su última etapa de la vida, a nadie se ocurre la idea marciana de mentar una “conspiración para controlarnos”. En cambio, en la población en general, si no alcanzas a ver el intento actual de control progresivo de la población y la restricción de libertades… me parece muy fuerte.

      Me da la sensación, cuando leo tus comentarios, de que no tienes remedio. Te respeto en tus opiniones (como ves, las publico todas) pero no intentes modificar ni sacar fuera de contexto mis palabras.

      Salud para ti y los tuyos.

  2. Egun on Silvano, leerte hace que me relaje y me entristezca. Me relajo porque me parece muy coherente lo que dices, y mi tristeza es por ver como la sociedad en la que vivimos está siendo manipulada y se deja manipular. Nos han ‘tocado donde más tememos” Y menos podemos controlar, esto me hace pensar que todavía no nos damos cuenta que somos nosotrxs los dueños de nuestra salud porque como tu y yo sabemos somos un todo… Enfin.. Te mando un abrazo enorme y las gracias por tu sapiencia.. Muxus

    • Hola, Marta.

      Para mí, tal y como escribo repetidamente en mis textos, se está hipnotizando a la población en general colocando como elemento fundamental ese miedo a enfermar y morir… o que enfermen y mueran nuestros seres más queridos.

      Se deja de lado, sin plantear, la cuestión fundamental en este tipo de tema “salud/enfermedad”, y es que cada uno de nosotros somos “dueños” de nuestro estado de salud. Con esto no quiero decir que no enfermemos si no queremos… sino que, en última instancia, la enfermedad (ese desequilibrio corporal concreto y diferente en cada caso) va a estar relacionada con cómo estemos viviendo temas concretos… además de qué tipo de “memorias” (incluso ancestrales) alojamos respecto a esos temas concretos.

      Y ahí sí que tenemos algo que decir y hacer, como personas conscientes de su destino. La mamá, la familia, el Estado… pueden convertirse, a lo largo de nuestra vida en los garantes de nuestra salud. Pero si ya no somos niños, nuestra salud y los cuidados requeridos sólo a mí me corresponde obtenerlos. El Estado podrá articular procedimientos a usar, con información y procedimientos contrastados… pero, en última instancia, soy yo el único responsable de mi salud. Y en ésas no necesito policías que me obliguen bajo amenaza de multa a ser un borrego hipnotizado más.

      Salud para ti y los tuyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.